La hermana de Canino asegura que el detenido por la muerte Isabel es "frío y calculador" y que la tenía sometida

Etiquetas

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 (EUROPA PRESS)

La hermana de Isabel Canino la mujer que apareció ayer sin vida en una fosa séptica en Tenerife tras más de dos meses de desaparición, Eladia Canino, ha asegurado hoy que el detenido por el fallecimiento "era una persona fría y calculadora" y que "era muy fácil sospechar de él porque la tenía sometida".

Eladia Canino añadió, en declaraciones a 'Antena 3 Televisión' recogidas por Europa Press, que siempre lo tuvo "muy claro", aunque reconoció que nunca lo acusó directamente pero sus "sospechas siempre recaían sobre él" e incluso hablé de la casa de la Hornera. El ex novio de Isabel Canino, conductora de guaguas desaparecida el pasado 20 de marzo en Tenerife, fue arrestado ayer tras hallarse el cadáver en una vivienda de su propiedad.

"Pude haber dicho mucho más porque sabía que ahí había pasado algo", prosiguió Eladia que reconoció además que "sospechar era muy fácil porque la tenía sometida a un constante acoso". "La desvinculó de sus amistades y se apropió de ella de forma muy cautelosa. La fue llevando a su entorno", resumió.

De igual forma reconoció Eladia que "siempre" lo había observado. "Siempre he dicho que delante de mí no era capaz de desmentirme porque él sabe que siempre le observé, durante todos estos años". En esta línea señaló que nunca se inmiscuyó en la relación de su hermana con el ahora detenido, pero que sabía de que era un agresor psicológico. "Hace más daño el psicológico porque una cachetada te la puedes curar", apostilló.

Sobre el estado en que se encontró el cuerpo sin vida, Eladia expuso que tal vez se había construido una segunda fosa y se tuvo que picar el suelo para ello porque la fosa séptica tenía un cierre envejecido.

"NO MERECE CONSIDERARSE PERSONA"

"Siempre he dicho que es frío, calculador y que sólo se quiere así mismo", denunció al tiempo que expuso que a pesar de los 16 años de relación desde su desaparición el detenido nunca quiso saber dónde estaba. "Por derecho no se merece considerarse una persona", prosiguió para concluir que "sabía lo que estaba haciendo".

Asimismo indicó que ella durante estos meses de búsqueda "no podía decir que la había matado por la investigación, pero por desgracia se ha encontrado su cuerpo en una propiedad suya y no llegó allí por casualidad, sino que fue un trabajo realizado".

Por último Eladia expuso que sus padres no se encuentran bien ya que mantenían la esperanza. "Mi madre se agarraba a cualquier cosa y lo más penoso es la forma en que ha parecido su cuerpo. Nunca pensé que pudiera aparecer en una fosa séptica", finalizó.