La india Jindal comienza a producir gas en Bolivia para exportarlo a Argentina

  • La Paz, 11 may (EFE).- La empresa india Jindal Steel & Power ha comenzado a "producir gas en superficie" en Bolivia, que será destinado a la exportación a Argentina, dijo hoy a Efe una fuente de la compañía.

La india Jindal comienza a producir gas en Bolivia para exportarlo a Argentina

La india Jindal comienza a producir gas en Bolivia para exportarlo a Argentina

La Paz, 11 may (EFE).- La empresa india Jindal Steel & Power ha comenzado a "producir gas en superficie" en Bolivia, que será destinado a la exportación a Argentina, dijo hoy a Efe una fuente de la compañía.

Luis Carlos Kinn, gerente de Gas to Liquid Internacional (GTLI), filial de Jindal en Bolivia, confirmó que ha finalizado con éxito la primera prueba de producción del pozo perforado por la compañía en el campo de El Palmar, a unos 50 kilómetros de Santa Cruz.

"Hace un mes se anunció la detección de gas en la zona durante las perforaciones. Ahora ya lo subimos a superficie", agregó.

A finales de marzo pasado, Jindal y sus socios bolivianos iniciaron la perforación del pozo de El Palmar, en el que han invertido alrededor de 7 millones de dólares, a los que se agregan otros 4 millones de dólares en estudios previos.

Aunque Kinn señaló que todavía no se ha podido cuantificar el yacimiento de El Palmar, ya que está en "pleno proceso de evaluación", comentó que se trata de un antiguo campo en el que "hay zonas nuevas que no fueron anteriormente puestas a producir".

Sin embargo, la actividad principal de Jindal es la minería y la producción de acero, y su proyecto más importante en Bolivia es la concesión que tiene para explotar el gran yacimiento de hierro de El Mutún, también en el departamento de Santa Cruz.

Kinn apuntó que aunque "inicialmente" la intención es exportar el gas de El Palmar a Argentina, lo que la empresa pretende "en unos tres ó cuatro años es asegurar gas para la industria de El Mutún".

Jindal trabaja desde 2007 en El Mutún, considerada una de las minas más grandes de Suramérica en reservas de hierro y de otros minerales, calculadas en 40.000 millones de toneladas.

La empresa, que prometió invertir en los próximos 40 años 2.100 millones de dólares en esa mina, tiene un contrato de riesgo compartido con el Estado boliviano.