La juez del 'caso Ussía' amonesta a Leisure Park y Parques Reunidos por colarse en las testificales sin estar personados

Varios testigos confirman que los porteros no auxiliaron al joven cuando estaba inconsciente por los golpes MADRID, 11 (EUROPA PRESS) La juez Arancha Iruzoqui, que investiga el homicidio de Álvaro Ussía en El Balcón de Rosales, amonestó hoy a los abogados que representan a Parques Reunidos y Leisure Park, la concesionaria de la licencia de actividad del local, por colarse en las declaraciones, sin estar personados, de un testigo clave a la hora de dirimir a quién corresponde la responsabilidad civil que se derivan de los hechos sucedidos en la madrugada del pasado 15 de noviembre, informaron a Europa Press fuentes jurídicas. El Ayuntamiento de Madrid concedió a Leisure Park la licencia administrativa, en concepto de restaurante-espectáculo y no de discoteca, para explotar El Balcón de Rosales. Antes de la muerte del joven, la firma Leisure Park pertenecía a Parques Reunidos, que gestiona el Teleférico de Madrid, pero desde entonces ambas han borrado toda vinculación entre ellas. La magistrada había citado para hoy al jefe de sala del Balcón, Antonio José Cabrera, a quien varios porteros han apuntado como el responsable de seguridad del local en nombre de Leisure Park. Esta firma contactaba con Fortesa, una empresa de suministro de personal, para el suministro de porteros-recibidores. Dos de los acusados por el homicidio del joven, David Sanzio y Daviz Alonso de Aubarede, tenían contrato con Fortesa, mientras que la relación de la sociedad con el principal imputado, Antonio Sánchez, alias 'Pitoño', se limitaba a una amistad de hace años. De Aubarede es el único de los imputados que se encuentra en libertad provisional bajo 12.000 euros. El Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid pretendía esta mañana dilucidar a quién se hace responsable económico de los hechos sucedidos. El asunto se centraba hasta ahora en Leisure Park, de Parques Reunidos, y Fortesa. Pero para sorpresa de los abogados esta mañana se presentados dos abogados diferentes en representación de la concesionaria de la licencia y en nombre de Parques Reunidos, alegando que se trataba de dos empresas separadas. Si estar personados, los letrados se colaron en la declaración del testigo al creer la juez que habrían presentado el pertinente escrito de personación. Durante un buen rato, los abogados inquirieron al jefe de sala acerca de su trabajo en el local, reconociendo que los porteros estaba a su mando. QUEJAS DE LAS PARTES Ante las quejas de las otras partes personadas por la presencia ilegítima de los citados abogados, la magistrada comprobó que no estaban personados, expulsándoles de la sala. Además, acordó anular lo declarado hasta entonces por Cabrera. Tras echarles, la juez comentó al resto de las partes presentes que se trataba de "una falta de respeto" hacia el trabajo de sus compañeros y "una falta de ética profesional". Entre los letrados figuraba José María Garzón, quien representa a la Asociación Sandra Palo. La asociación que dirige María del Mar Bermúdez, la madre de la joven fallecida en 2003 a manos de cuatro jóvenes, forma parte de la causa desde hace unas semanas como acción popular. Al término de las declaraciones, Garzón explicó a los periodistas que la personación está encaminada a "evitar que los jóvenes estén en una situación de inseguridad" en los locales nocturno de la capital. Una vez que se resolvió el incidente, la magistrada repitió la declaración al jefe de sala y le requirió que aportara el contrato de trabajo que le permite coordinar a los porteros para comprobar qué empresa, Leisure Park o Parques Reunidos, mantiene el vínculo laboral. La magistrada también tomó declaración a varios testigos que se encontraba esa noche en El Balcón de Rosales. Los chavales pudieron observar al salir del local el cuerpo tendido de Ussía a las puertas de la sala, certificando que todos los porteros se encontraban en el interior de la discoteca sin auxiliar a la víctima.