La juez envía a la cárcel a uno de los abogados imputados en la trama de los burdeles

  • Barcelona, 11 may (EFE).- La juez de instrucción ha decretado hoy prisión incondicional para Alex G., uno de los abogados imputados en la trama de corrupción policial y extorsiones vinculada a prostíbulos, por intentar coaccionar supuestamente a un testigo para evitar que declarara en su contra.

La juez envía a la cárcel a uno de los abogados imputados en la trama de los burdeles

La juez envía a la cárcel a uno de los abogados imputados en la trama de los burdeles

Barcelona, 11 may (EFE).- La juez de instrucción ha decretado hoy prisión incondicional para Alex G., uno de los abogados imputados en la trama de corrupción policial y extorsiones vinculada a prostíbulos, por intentar coaccionar supuestamente a un testigo para evitar que declarara en su contra.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, la titular del juzgado de instrucción número 33 de Barcelona ha asumido la petición de la fiscalía y ha decretado prisión para este letrado, que desde marzo pasado estaba en libertad provisional tras abonar una fianza de 20.000 euros, ante el riesgo de que pueda entorpecer las investigaciones.

Alex G. está acusado, junto a otros dos socios de su despacho -Carles C. y Fernando M.-, de extorsionar supuestamente a dueños de burdeles de Barcelona de acuerdo con el inspector de la Policía Nacional, José Javier M.P., también encarcelado.

La juez citó a declarar de nuevo el pasado jueves a Alex G. después de que la fiscalía aportara indicios de que supuestamente había coaccionado a un testigo con el que se reunió hace unos diez días, con el objetivo de influir en él para evitar que declarara en contra de sus intereses.

La nueva imputación de Alex G. se basa en las declaraciones de ese testigo, que al sentirse coaccionado en esa reunión decidió denunciar el caso a la justicia.

Tras su declaración ante la juez instructora, que también interrogó al testigo que le denunció, la Fiscalía solicitó el ingreso en prisión preventiva sin fianza para Alex G., que hasta su imputación en esta causa era asesor legal de la Asociación Catalana de Empresas de Clubes de Alterne (ACECA), donde ya ha sido destituido.

Cuando fue detenido en marzo por su supuesta implicación con la trama de corrupción policial, la fiscalía ya solicitó prisión incondicional para Alex G., pero la juez acordó finalmente dejarlo en libertad con cargos bajo fianza de 20.000 euros.

La juez de instrucción le ha mandado ahora a la cárcel al asumir la tesis de la fiscalía de que intentó influir en un testigo.

Alex G. estaba acusado, junto a los otros dos abogados detenidos y al inspector de la Policía Nacional José Javier M.P. -ya encarcelado-, de los delitos de asociación ilícita, cohecho, extorsión y obstrucción a la justicia.

En el marco de esta investigación, la juez mantiene imputadas a una veintena de personas, entre ellas mandos de la Policía Nacional, abogados, funcionarios del Ayuntamiento de Barcelona y dueños de prostíbulos.

La juez abrió esa investigación ante las sospechas de una presunta trama de corrupción policial vinculada a prostíbulos, aunque el caso ha acabado salpicando a abogados que supuestamente extorsionaban a burdeles y a funcionarios municipales por presuntas irregularidades en las inspecciones y en la tramitación de licencias a locales públicos de todo tipo.

Por este caso permanecen en prisión, además de Alex G., el ex jefe de unidad de la Ucrif de la Policía Nacional Andrés O. -que ya había abandonado el cuerpo-; el ex inspector José Javier M.P.; el inspector municipal Manuel M.; y tres responsables de los burdeles más grandes de Barcelona: el propietario del Riviera, Antonio H.; el dueño del Saratoga, Raúl P., y el director de este último burdel, Carmelo S.