La OMS descarta subir a fase 6, mientras aumentan los casos comprobados de gripe

  • Ginebra, 30 abr (EFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó hoy elevar el nivel de alerta de la fase 5 a la 6 a causa de la gripe porcina, mientras siguen aumentando los casos comprobados de enfermos en su red de laboratorios.

Ginebra, 30 abr (EFE).- La Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó hoy elevar el nivel de alerta de la fase 5 a la 6 a causa de la gripe porcina, mientras siguen aumentando los casos comprobados de enfermos en su red de laboratorios.

"Vamos a mantener el nivel de alerta en la fase 5, no hay ninguna evidencia, ninguna razón que justifique por ahora elevarlo", aseguró en teleconferencia el director adjunto de la OMS, Keiji Fukuda.

"Por ahora vemos que la enfermedad continua evolucionando, que hay lugares como en México en que siguen aumentando los casos y otros países, como Estados Unidos, donde se mantienen estables, por lo que epidemiológicamente no se justifica elevar el nivel de alerta", agregó el director.

Fukuda justificó la decisión de incrementar ayer el nivel de alerta de la fase 4 a la 5 en el aumento de infectados y en la constatación de contagios entre personas de una misma comunidad que no hayan tenido contacto directo entre ellas.

"Además, elevar la alerta a la fase 5 es una manera de encender la alarma, de decir a los países y a la población mundial que deben activar todas las precauciones necesarias para evitar la propagación de la inminente pandemia", agregó.

La escala de alerta fue creada en 2005, por lo que no hay precedentes de activación de sus seis niveles.

Según los últimos datos con los que cuenta esta agencia de la ONU, el número de personas infectadas con el virus de la gripe porcina, el AN1H1, asciende ya a 236.

Este significativo aumento desde los 148 casos contabilizados en el último balance se debe, sobre todo, a que México está verificando numerosas infecciones en laboratorio.

"La razón de este gran salto es que en México se están haciendo ahora miles de pruebas de laboratorio a los casos sospechosos", explicó Fukuda.

Así, la OMS aumentó el número de infectados comprobados en México de 26 a 97.

"Este salto significa que el trabajo se está haciendo", puntualizó el director.

Lo que se mantiene invariable es el número de fallecidos por gripe porcina confirmado por la institución, ocho en total, de ellos siete en México y uno en Estados Unidos.

La OMS no tiene en cuenta en su recuento los casos que no han sido confirmados por su propia red de laboratorios, por lo que las cifras de la organización siempre van por detrás de los datos difundidos por los gobiernos.

Consultado sobre la inexistente vacuna contra la gripe porcina y la posibilidad de elaborarla, Fukuda explicó que no será un proceso fácil ni rápido, dado que hay que hacer diversos exámenes y controles que retrasarían su uso varios meses.

Por otra parte, Fukuda recordó que la farmacéutica helvética Roche donó en 2005 a la organización 5 millones de dosis de Tamiflu, uno de los medicamentos, junto al Relenza de la farmacéutica Glaxo-Smith-Kline, efectivos en la lucha contra la enfermedad.

El director adjunto informó de que parte de las dosis de Tamiflu con las que la OMS cuenta -no especificó la cantidad- están ya siendo distribuidas en países en desarrollo y señaló que "Roche está incrementando su producción".

La farmacéutica suiza señaló hoy que ha entregado pedidos de Tamiflu hechos por distintos gobiernos para un total de 220 millones de tratamientos.

Se estima que entre 85 y 90 países del mundo cuentan con reservas.

Por otra parte, Fukuda reiteró que la OMS no recomienda ni el cierre de fronteras ni las restricciones para viajar, dado que no considera que sea un procedimiento útil para evitar una eventual pandemia.

"Lo importante es no viajar en caso de síntomas e informar a las autoridades competentes si uno cae enfermo durante el viaje; esto incrementará la seguridad del enfermo y del resto de los viajeros y no afectará al flujo" de desplazamientos, explicó Fukuda.

Una recomendación que hoy resaltó la Agencia Internacional del Transporte Aéreo (IATA), al recordar que "en los aviones actuales hay sistemas de filtrado del aire similares a los de los hospitales, los aviones son desinfectados regularmente y las tripulaciones están entrenadas para asistir a los pasajeros que puedan caer enfermos a bordo".