La ONU suma 9 químicos a la lista de sustancias prohibidas

GINEBRA (Reuters) - Nueve químicos peligrosos usados en la actividad agrícola e industrial serán añadidos a una lista de sustancias prohibidas cuya presencia en el medio ambiente causa serios riesgos a la salud, según acordaron el sábado más de 160 gobiernos en una conferencia de Naciones Unidas.

Los nueve pesticidas y sustancias industriales se incorporan a otras 12 sustancias que se pretende eliminar bajo la Convención de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (POP, por sus siglas en inglés) del 2001.

El comercio de algunas de las sustancias puede sumar miles de millones de dólares por año, pero los países en la conferencia de Naciones Unidas acordaron que son tan peligrosos que deben hallarse alternativas.

"Apenas cinco años después de que esta convención entrara en vigor, tendremos nueve sustancias químicas añadidas a la lista de las que la comunidad mundial acuerda que debemos controlar y finalmente descartar", dijo Achim Steiner, director ejecutivo del Programa para el Medio Ambiente de la ONU (UNEP, por su sigla en inglés), que organizó la conferencia.

Donald Cooper, secretario ejecutivo de la Convención de Estocolmo, estableció por qué las sustancias vetadas eran excepcionalmente peligrosas: Cruzan las fronteras y se encuentran en todas partes, desde los trópicos a las regiones polares; persisten durante largos períodos en la atmósfera, suelo y agua, tardan años en degradarse y se acumulan en los organismos y en las cadenas alimentarias.

Las sustancias pueden dañar la reproducción, capacidad mental, el crecimiento y causar cáncer, sostuvo.

"En la mayoría de los casos la cuestión no es simplemente cómo controlarlas, sino cómo eliminarlas", dijo el viernes en un resumen informativo.

La conferencia había sido programada para el viernes, pero las autoridades aún ultimaban detalles el sábado.

Cooper dijo que gobiernos en varias etapas de desarrollo económico diferían sobre los tiempos para dejar de producirlas, especialmente cuando no hay alternativas.

Uno de los químicos prohibidos es un pesticida llamado Lindane. Ha sido reemplazado en la agricultura, pero en algunos países aún se usa para combatir los piojos en la cabeza y se dejará de producir durante cinco años en lugar del año habitual.