La oposición ceutí señala a España y Marruecos como "responsables indirectos" de la muerte de dos porteadoras

CEUTA, 25 (EUROPA PRESS)

El líder de la oposición en la Asamblea de Ceuta, Mohamed Ali (UDCE-IU), señaló hoy a los gobiernos de España y Marruecos como "responsables indirectos" de la muerte de dos porteadoras del país vecino en el paso fronterizo del Biutz "por su desidia y su pasotismo con un paso que se mantiene abierto desde hace cuatro años en condiciones infrahumanas".

En declaraciones a Europa Press, Ali denunció que Rabat y Madrid "llevan años mirando hacia otro lado para no hacer frente al verdadero problema, que es la inexistencia de una aduana comercial que permita regularizar el tráfico de mercancías entre la ciudad autónoma y Marruecos".

"Los trágicos sucesos de esta mañana son la última prueba, que nunca debería haberse producido, de que es imperiosamente necesario que los gobiernos de los dos países se pongan de acuerdo para ordenar y regular el tráfico de mercancías que bajo el pseudónimo de 'comercio atípico' existe cada día, con permisividad de ambas partes, a través del Biutz", explicó Ali, que criticó a los dos ejecutivos por mantener "en unas condiciones tercermundistas" dicho espacio, por el que cada mañana cruzan hasta cuatro y cinco veces cerca de 10.000 marroquíes cargados de todo tipo de mercancías adquiridas en territorio español.

En cuanto al suceso de esta mañana, solamente una de las veinte personas que han precisado de asistencia médica en los alrededores del paso fronterizo permanece ingresada en el hospital del Instituto de Gestión Sanitaria (Ingesa) de la ciudad autónoma. La internada es una mujer que presenta "contusiones costales sin lesiones internas", según informó la Delegación del Gobierno en una nota de prensa este mediodía y precisaron posteriormente a Europa Press fuentes sanitarias.

La institución explicó que los hechos que produjeron la muerte de dos ciudadanas de nacionalidad marroquí acontecieron "en torno a las 11.30 horas", cuando se registró una avalancha "en unas escaleras de gran pendiente situadas entre los polígonos de Alborán y la Chimenea, en el Tarajal", área donde se encuentran cuatro polígonos anexos al perímetro fronterizo que separa la ciudad española del país vecino.

El tumulto causó heridas a nueve porteadoras de la misma nacionalidad que fueron trasladadas al hospital por unidades del 061 con heridas leves. Ocho de ellas, según explicaron desde el Ingesa, fueron dadas de alta tras ser diagnosticadas. El 061 atendió en el Tarajal a aproximadamente una veintena de personas, entre ellas cuatro funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.