La policía salvadoreña espera la deportación desde Honduras de un presunto capo

  • San Salvador, 7 may (EFE).- La Policía de El Salvador espera que Honduras deporte con prontitud al salvadoreño Reynerio de Jesús Flores, capturado el miércoles en ese país y acusado de liderar una banda de narcotraficantes con operaciones en Centroamérica.

San Salvador, 7 may (EFE).- La Policía de El Salvador espera que Honduras deporte con prontitud al salvadoreño Reynerio de Jesús Flores, capturado el miércoles en ese país y acusado de liderar una banda de narcotraficantes con operaciones en Centroamérica.

El director de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador, José Luis Tobar, indicó, según versiones que publica hoy la prensa local, que las autoridades hondureñas efectúan los trámites para la deportación de Flores por permanecer de manera ilegal en ese país.

"Esperamos que sea deportado en las próxima horas", dijo el jefe policial, aunque por motivos de "seguridad" se abstuvo de suministrar mayores detalles.

Una fuente de la oficina de prensa de la PNC consultada por Efe confirmó que aún están a la espera de que se concrete la deportación o de cualquier otra información sobre el avance de ese trámite.

Tobar añadió que Flores era "considerado como una (de las personas) más buscadas por sus nexos con el narcotráfico", y lo acusó también de estar ligado al capo guatemalteco Otto Herrera, cabecilla del cartel del Golfo.

La PNC indicó en un comunicado que Flores, presunto líder de la banda "Los Perrones", fue detenido por la Policía hondureña en la colonia La Granja, de Tegucigalpa.

La organización, que ha tomado como sede la zona oriental de El Salvador, es investigada por los presuntos delitos de narcotráfico, contrabando, tráfico de indocumentados y evasión de impuestos en Centroamérica.

Según la Policía salvadoreña, Flores pudo haber trasladado más de 3,7 millones de dólares en droga por los países centroamericanos entre 2004 y 2008.

El 11 de marzo de 2008, la PNC desarrolló un amplio operativo en la ciudad de Santa Rosa de Lima (177 kilómetros al este de San Salvador) para capturar a Flores, quien logró escapar antes de que llegaran las fuerzas especiales movilizadas por las autoridades.

Medios locales han denunciado supuestos vínculos entre jefes de la PNC y "Los Perrones", y han advertido sobre la posibilidad de que Flores logró huir en 2008 tras haber sido alertado por miembros de esa institución.

Las autoridades salvadoreñas emitieron en julio de 2008 una orden de captura para que fuera buscado en los países miembros de la Policía Internacional (INTERPOL).