La privatización de TAP será responsabilidad del próximo Gobierno portugués

LISBOA, 8 (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro)

La privatización de la compañía de bandera portuguesa TAP será responsabilidad del próximo Gobierno, que entrará en el tercer trimestre de 2009, ya que en estos momentos no están reunidas las condiciones para privatizar la aerolínea, confirmó hoy el secretario de Estado de Obras Públicas, Paulo Campos, a la emisora Radio Renascença.

En varios presupuestos generales del Estado del actual Gobierno presidido por José Sócrates, ha constado la privatización de parte del capital social de TAP. Sin embargo nunca se llevó a cabo, con el argumento, que ahora se repite, de que no se daban las condiciones adecuadas.

Ahora, el secretario de Estado ha acabado con las especulaciones sobre cuándo se realizaría, al menos hasta el final de la legislatura. En Portugal, habrá elecciones legislativas a finales de septiembre y la privatización de TAP será responsabilidad del próximo ejecutivo.

"La privatización siempre fue encarada como una posibilidad que deberíamos plantearnos en cuanto se diesen un conjunto de condiciones, que hasta hoy no se han verificado", afirmó Campos, que no especificó cuáles eran esas condiciones, aunque reafirmó que el Ejecutivo "nunca tomó la decisión de avanzar hacia una operación de privatización porque esas condiciones nunca fueron reunidas. Y hoy tampoco lo están", recalcó.

El secretario de Estado consideró que como ahora mismo no se dan esas "condiciones" y "una privatización lleva tiempo prepararla" lo más probable es que "no pueda realizarse en esta legislatura".

En 2008 los resultados de TAP han sido fuertemente penalizados por la crisis económica y la escalada de los precios del petróleo. La compañía registró pérdidas superiores a los 200 millones de euros. Una de las soluciones que está estudiando el Gobierno es una eventual inyección de capital, que compense las inversiones, en particular la realizada en la brasileña VEM. Aunque el presidente de la compañía, Fernando Pinto, asegura que TAP tienen capacidad económica para operar en 2009.