La Reina entrega a Chile y Uruguay el Premio de Conservación de Patrimonio

  • Madrid, 25 abr (EFE).- La estación de ferrocarril Mapocho, situada en el centro de Santiago de Chile, y el Museo del Carnaval De Uruguay, junto al puerto de Montevideo, recibieron ayer de manos de la reina Sofía de España los Premios Internacionales que llevan su nombre.

La Reina entrega a Chile y Uruguay el Premio de Conservación de Patrimonio

La Reina entrega a Chile y Uruguay el Premio de Conservación de Patrimonio

Madrid, 25 abr (EFE).- La estación de ferrocarril Mapocho, situada en el centro de Santiago de Chile, y el Museo del Carnaval De Uruguay, junto al puerto de Montevideo, recibieron ayer de manos de la reina Sofía de España los Premios Internacionales que llevan su nombre.

Los galardones reconocen la labor de conservación y restauración del Patrimonio Nacional.

La Reina, acompañada por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional de España, Soraya Rodríguez, y de la directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Elena Madrazo, presidió hoy en el Palacio de Viana de Madrid la sexta edición de los Premios.

Arturo Navarro, presidente de la Corporación Cultural Estación Mopocho, recogió el galardón en la categoría "Material" por la recuperación de un monumento histórico que ha convertido en la mayor plataforma de difusión de la cultura chilena.

Navarro explicó que la finalidad de su trabajo era preservar el edificio, que cada año visitan más de 800.000 personas, pero también divulgar la cultura.

En la categoría "Inmaterial" el premio fue para el Museo del Carnaval de Montevideo, por la recuperación y divulgación de esas fiestas, parte intangible del patrimonio de los uruguayos, declaradas de interés nacional y motor de desarrollo y de creación de empleo.

Eduardo Rabelino, su director, recibió la distinción y anunció que próximamente realizará una exposición sobre el Carnaval en la estación chilena de Mapocho para celebrar el galardón.

El Museo recupera la documentación y difunde, mediante actividades lúdicas, la esencia de una fiesta que se ha celebrado durante más de cien años, y que es la más larga del mundo.

Soraya Rodríguez explicó que el programa de desarrollo del patrimonio nació hace casi 20 años como una manera de generar empleo y de poner en valor una herencia que refleja la identidad, la diversidad cultural y la esencia de sus ciudadanos.

Según Rodríguez, el acceso a la cultura es un derecho de los ciudadanos y responsabilidad de las instituciones públicas y de la sociedad civil.

En su opinión, preservar el patrimonio para las generaciones futuras en una responsabilidad común.

La ministra presidenta del Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes de Chile, Paulina Urrutia, estuvo presente en el acto de entrega de los galardones, en el que se proyectaron imágenes de los dos proyectos premiados.