La UE busca hoy un compromiso para reducir su dependencia del gas de Rusia

  • Praga, 8 may (EFE).- La Unión Europea quiere lograr hoy un compromiso político para crear el "Corredor del Sur", que transporte a Europa gas procedente del Mar Caspio, Asia Central y Oriente Medio para reducir su dependencia del gas natural ruso.

La UE busca hoy un compromiso para reducir su dependencia del gas de Rusia

La UE busca hoy un compromiso para reducir su dependencia del gas de Rusia

Praga, 8 may (EFE).- La Unión Europea quiere lograr hoy un compromiso político para crear el "Corredor del Sur", que transporte a Europa gas procedente del Mar Caspio, Asia Central y Oriente Medio para reducir su dependencia del gas natural ruso.

La "cumbre del gas" que se celebra en Praga reúne a la UE y a ocho países de esas tres regiones con el objetivo de lograr un pacto que permita lanzar la idea, que consiste en un conjunto de gasoductos que convergen en Turquía con destino a Europa.

El principal objetivo de la UE para hoy es lograr un compromiso mutuo sobre compra y venta de volúmenes concretos de gas "para poder agilizar la construcción de los gasoductos", señaló una fuente comunitaria antes de la reunión.

La reunión dará "el apoyo político necesario", así como asistencia técnica y financiera cuando sea posible, para la construcción de las infraestructuras, señala el borrador de la declaración conjunta que se prevé aprobar.

Azerbaiyán, Georgia, Kazajistán, Uzbekistán, Turkmenistán, Turquía, Egipto e Irak participarán en la cumbre de mañana.

Todos ellos son importantes productores de gas y petróleo, salvo Georgia y Turquía, países clave en el tránsito de hidrocarburos por esas rutas.

Las reservas comprobadas de gas en esos países son muy importantes y superan con mucho a las de Rusia, el primer productor y exportador mundial, y también el principal proveedor a la Unión Europea.

Sin embargo, la crisis del gas entre Rusia y Ucrania de diciembre y enero pasados volvió a mostrar a los europeos "la importancia de diversificar" sus fuentes de suministro y tránsito, recalcó la fuente comunitaria.

Rusia vende a la UE el 25 por ciento de la demanda comunitaria de gas, y un 80 por ciento de esa cantidad llega a través de los gasoductos situados en territorio de Ucrania.

El "Corredor del Sur" es en realidad un conjunto de varios proyectos, entre los que destacan el gasoducto Nabucco, el Interconector Turquía-Grecia-Italia (ITGI) y el gasoducto "White Stream".

Nabucco, el proyecto más avanzado, podría comenzar a funcionar en 2015, y cinco años después transportaría 31.000 millones de metros cúbicos de gas anuales (aproximadamente un 5% de la demanda total de la UE prevista para entonces).

Este proyecto está muy avanzado desde el punto de vista técnico, con el inicio de las obras previsto para 2011, aunque todavía no se han cerrado las negociaciones con Turquía para el tránsito del gas.

Tanto Nabucco como el ITGI transportarían el gas de la zona del Cáucaso y Asia Central a través de Turquía con destino a la UE.

En cuanto al "White Stream" (Corriente Blanca) llevaría el gas del Cáucaso desde Georgia hasta Turquía a través del Mar Negro.

Para poner en marcha el proyecto, hará falta concluir otras infraestructuras, como el gasoducto que unirá Azerbaiyán con la frontera Georgia-Turquía, e incrementar la capacidad de la conexión de Uzbekistán con Azerbaiyán y del Gasoducto Pan Árabe, que permitirá a Egipto exportar más gas a Europa.

En conjunto, el "Corredor del Sur" podría suponer el 10% de la demanda de gas de la UE en 2020, aunque en la Comisión Europea se cree que esa cifra podría ser aún mayor si los europeos hacen realidad sus objetivos de reducir el consumo energético y promover las energías alternativas.