La UE, camino de su objetivo de Kioto pese a España e Italia

BRUSELAS (Reuters) - El buen tiempo de 2007 ayudó a que la Unión Europea se acercase a su objetivo de recortar la emisión global de gases de efecto invernadero en el marco del Protocolo de Kioto para luchar contra el cambio climático, pero España, Italia e Irlanda continúan muy lejos.

Las emisiones de transporte, que se han disparado, también han mermado muchos de los avances realizados en los Veintisiete, según unos datos de la UE que confirman una noticia publicada por Reuters el mes pasado.

En las 15 naciones que han firmado el Protocolo de Kioto, las emisiones estaban un cinco por ciento por debajo de los niveles de 1990 en 2007. El objetivo es recortar un ocho por ciento las emisiones en el periodo 2008-2012.

"Las recientes emisiones de gases entre los 15 países de la UE (que han ratificado Kioto, conocidos como EU-15) nos da confianza respecto a que podemos lograr nuestro objetivo para Kioto", dijo el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas.

Pero España estuvo un 52,6 por ciento sobre los datos que registró en 1990, tomados como base para medir Kioto, muy por encima del 15 por ciento que podía aumentar. Italia incrementó sus emisiones alrededor del 6,9 por ciento, cuando su objetivo era reducirlas casi en el mismo porcentaje.

E Irlanda aumentó sus emisiones un 24,5 por ciento, cuando le permitían un 13%. Luxemburgo también se sobrepasó.

"Si no cumplen, tendrán que hacer frente a sanciones", dijo Dimas. "El Protocolo de Kioto contiene sanciones, y en la UE pueden estar obligados a pagar multas".

"Aunque la reducción de 2007 en los EU-15 se debió en parte a las favorables condiciones climatológicas en algunos países, la tendencia a la baja en los últimos tres años indica que las políticas climáticas pro-activas... están comenzando a dar sus frutos", indicó.

Las emisiones en toda la Unión Europea cayeron un 1,2 por ciento en 2007.

Las principales razones del descenso fue la menor emisión procedente de los hogares, y de las fábricas, sobre todo de industrias de hierro y acero. Por contraste, las emisiones de aparatos de aire acondicionado, transporte y producción de cemento aumentaron.

El transporte está un 23,7 por ciento por encima de sus niveles de 1990, y el transporte por carretera un 24,7 por ciento más.

"El sector del transporte tendrá que lidiar con ello", dijo Dimas. "Será importante para la UE tener una política de transporte y clima, que dé incentivos al sector para que reduzca sus emisiones".

Más de 190 naciones tratarán de pactar este año un nuevo protocolo de la ONU sobre el clima, en sustitución de Kioto.