La UE fracasa en convencer a Rusia de que la Asociación Oriental no les amenaza

  • Jabárovsk (Rusia), 22 may (EFE).- La UE ha fracasado en su intento de convencer a Rusia de que la Asociación Oriental firmada con seis países del este no es una amenaza, advirtió hoy el presidente ruso, Dmitri Medvedev, expresando su "preocupación" por dicho pacto.

Jabárovsk (Rusia), 22 may (EFE).- La UE ha fracasado en su intento de convencer a Rusia de que la Asociación Oriental firmada con seis países del este no es una amenaza, advirtió hoy el presidente ruso, Dmitri Medvedev, expresando su "preocupación" por dicho pacto.

"Lo que nos preocupa, lo digo francamente, es que esta asociación es percibida por algunos Estados, no de la UE, como una asociación contra Rusia", dijo Medvédev tras celebrarse la XXIII Cumbre bilateral en la ciudad siberiana de Jabárovsk.

La UE firmó el pasado marzo en Praga un pacto que pretende reforzar su cooperación con seis repúblicas de la antigua Unión Soviética (Ucrania, Bielorrusia, Moldavia, Georgia, Armenia y Azerbaiyán).

"Han intentado convencerme (de la neutralidad de este pacto), pero no lo han conseguido del todo", recalcó Medvédev en rueda de prensa junto al presidente checo y de turno de la UE, Vaclav Klaus, el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso.

Recalcó que no tendría ningún problema si la Asociación Oriental se refiere "simplemente a una cooperación económica normal".

"Muy bien, naturalmente no tenemos nada en contra y les deseamos éxito, pero hay algunos aspectos que nos hacen recelar", agregó.

Klaus explicó que habían abordado este tema "abierta y claramente" durante la reunión y que habían insistido en que es una iniciativa "para hacer algo positivo, no contra nadie, ni desde luego contra Rusia".

Solana invitó a Moscú a participar en alguno de los proyectos de esta iniciativa, mientras que Barroso recalcó que es una asociación a favor de la "estabilidad y la prosperidad" de países que por el momento no tienen un futuro dentro de la UE.

Pero Medvédev reiteró que "no quisiéramos que la Asociación Oriental se convierta en una asociación contra Rusia, porque hay todo tipo de ejemplos. Tenemos, por ejemplo, las relaciones con la OTAN, que evidenciaron su debilidad cuando fueron puestas a prueba", y ahora chocan con "importantes dificultades" para restablecerse.

Estas relaciones se congelaron el pasado agosto por la guerra con Georgia, y cuando iban a normalizarse a principio de este mes volvieron a tensarse por unas maniobras aliadas en Georgia y la expulsión de dos diplomáticos rusos ante la OTAN por supuesto espionaje.