La UE logra un compromiso para crear un "Corredor del Sur" de gas y petróleo

  • Praga, 8 may (EFE).- La Unión Europea (UE) y ocho países del Cáucaso, Asia Central y Oriente Medio se comprometieron hoy a crear el llamado "Corredor del Sur", una red de gasoductos para transportar hidrocarburos al mercado comunitario.

Praga, 8 may (EFE).- La Unión Europea (UE) y ocho países del Cáucaso, Asia Central y Oriente Medio se comprometieron hoy a crear el llamado "Corredor del Sur", una red de gasoductos para transportar hidrocarburos al mercado comunitario.

Los asistentes a la cumbre que se celebra hoy en Praga firmaron una declaración que certifica el compromiso de la Unión y de Azerbaiyán, Georgia, Egipto y Turquía para construir la red de gasoductos y oleoductos necesaria para dar forma al proyecto.

Representantes de Uzbekistán, Kazajistán y Turkmenistán (países productores de gas y petróleo que darían salida a su producción a través del corredor) también asistieron a la cita, y además la UE espera que Irak se sume.

El texto indica que los Veintisiete darán "apoyo político y, donde sea necesario, asistencia financiera y técnica", para la construcción del "Corredor del Sur".

La UE y dichos países acuerdan también un mecanismo para estipular "un volumen de gas suficiente" que permita convertir en viables los proyectados gasoductos.

Las reservas comprobadas de gas en esos países son muy importantes y superan con mucho a las de Rusia, el primer productor y exportador mundial, y también el principal proveedor a la Unión Europea.

Sin embargo, la crisis del gas entre Rusia y Ucrania de diciembre y enero pasados volvió a mostrar a los europeos la necesidad de diversificar sus fuentes de suministro y tránsito.

La UE espera que el "Corredor del Sur" transporte principalmente gas, aunque también petróleo, y con ello encuentre fuentes y rutas de suministros alternativos a sus importaciones energéticas.

Según los cálculos de los expertos de la Comisión Europea, el "Corredor del Sur" podría transportar en 2020 aproximadamente el 10 por ciento de la demanda de gas prevista en la UE.