La ultraderecha en Alemania: la ilegalización que no llega


Etiquetas

El caso paradigmático es el alemán, donde la profunda herida social que dejó el nazismo motivó la prohibición por ley de los partidos ultraderechistas y el castigo a la negación del Holocausto. Sin embargo sigue existiendo el Partido Nacionaldemócrata (NPD), heredero declarado del Partido Nacional Socialista de Adolf Hitler y dirigido desde hace más de una década por Udo Voight.

El partido ha conseguido evitar su ilegalización gracias, en gran medida, a la torpeza con la que el ministerio del Interior desarrolló la operación, que se suspendió en 2003 tras descubrirse la enorme cantidad de agentes infiltrados en sus filas.

Actualmente se sigue trabajando en la ilegalización de los nacionaldemócratas, que cuentan entre sus postulados la supremacía racial blanca o el pangermanismo, siguen concurriendo a las elecciones y ganando adeptos: en las últimas, celebradas en 2005, obtuvieron casi un millón de votos (casi un 2% del total), multiplicando por nueve sus anteriores resultados.

Temas relacionados:

Países:Alemania | Austria | Bélgica | Francia | Holanda | Italia | Israel | Reino Unido | Suiza