La viuda de Piñuel dice que gracias a su marido "se salvaron vidas"

  • Legutiano (Álava), 11 may (EFE).- La viuda de Juan Manuel Piñuel, guardia civil asesinado por ETA hace un año, María Victoria Campos, ha dicho hoy que, gracias a su marido, que pudo huir y no lo hizo, "se salvaron vidas, murió por ayudar a los demás".

Legutiano (Álava), 11 may (EFE).- La viuda de Juan Manuel Piñuel, guardia civil asesinado por ETA hace un año, María Victoria Campos, ha dicho hoy que, gracias a su marido, que pudo huir y no lo hizo, "se salvaron vidas, murió por ayudar a los demás".

Campos ha participado hoy en un homenaje a su marido celebrado en el solar donde murió, en lo que fue la casa cuartel de Legutiano, volada por ETA con un coche bomba. Los presuntos autores de este atentado, como Jurdan Martutegi, ya han sido detenidos en Francia.

La viuda, que reside en Málaga, se ha desplazado a Legutiano para participar en este homenaje, en el que ha agradecido la colaboración francesa contra el terrorismo, la actuación de la Guardia Civil y la Policía, y ha nombrado específicamente a la Ertzaintza y a los bomberos que actuaron el día del atentado, ya que tras él se le olvidó agradecer su labor.

Campos ha definido a su marido como una persona "íntegra, inteligente, culta, generosa y sencilla, con una nobleza y un corazón gigantescos que le hacían estar siempre al servicio de todos".

"Su trabajo era ayudar y así lo demostró en innumerables ocasiones", como el 14 de mayo del año pasado, "cuando pudo huir pero se quedó avisando y gracias a él y pese a quien le pese, se salvaron vidas, y eso es algo que lo ennoblece aún más", ha subrayado.

La viuda de Piñuel ha dicho que se siente "muy orgullosa" de su marido porque "murió por ayudar a los demás", aunque ha lamentado que su muerte ha sido "para nada" y ha opinado que quienes le asesinaron "están llenos de un odio cainita que los tiene estancos en el pasado".

Junto a un retrato de su marido y rodeada de sus familiares, la viuda de Piñuel se ha preguntado "qué ideales" tienen los que se enorgullecen de actos como el atentado contra la Casa Cuartel de Legutiano y ha dicho que confía "en la inteligencia, la fuerza y la voluntad de la gente que está cansada de aguantar la dictadura de la violencia, aunque a veces se deje llevar por el tedio, la costumbre y sobre todo el miedo".

Campos ha terminado con un "eskerrik asko" (muchas gracias, en euskera), porque no se opone a "la diversidad de lenguas ni de las tradiciones, todo lo contrario", porque "son éstas las que hacen especiales a los pueblos", aunque está en contra "de los métodos que algunos utilizan para según ellos mantenerlas".

Las palabras de la viuda de Piñuel han sido recibidas entre aplausos y "vivas" a España. A su término, ha recibido un abrazo del lehendakari, Patxi López, que ha encabezado la comitiva institucional en el acto, y de la presidenta del Parlamento Vasco, Arantza Quiroga.

En el homenaje también han estado presentes dos hermanas del guardia civil fallecido, que han depositado ramos de flores junto a su retrato.

Asimismo, han estado el consejero de Interior, Rodolfo Ares, el delegado del Gobierno, Mikel Cabieces, el director de Atención a las Víctimas, José Manuel Rodríguez Uribes, los miembros de la Mesa del Parlamento Vasco, la candidata del PNV a las elecciones europeas, Izaskun Bilbao, representantes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, y la viuda y la hija del edil socialista asesinado por ETA Isaías Carrasco.

Además del homenaje con flores en el lugar del atentado, la iglesia de Legutiano ha celebrado esta mañana una misa en memoria de Piñuel.