Las marcas claman por el impulso de ayudas directas que reactiven la demanda

  • Barcelona, 7 may (EFE).- Las principales marcas automovilísticas presentes en el Salón del Automóvil de Barcelona han reclamado hoy al Gobierno español que ponga en marcha un plan de ayudas directas a la compra de vehículos que permita reanimar un mercado que ha caído casi un 45% en el último mes.

Barcelona, 7 may (EFE).- Las principales marcas automovilísticas presentes en el Salón del Automóvil de Barcelona han reclamado hoy al Gobierno español que ponga en marcha un plan de ayudas directas a la compra de vehículos que permita reanimar un mercado que ha caído casi un 45% en el último mes.

Los máximos responsables de compañías como General Motors, Ford, Seat, Nissan, Citröen o Mazda han hecho esta petición, cada uno desde sus respectivos pabellones y expositores, en la primera jornada del salón, dedicada exclusivamente a los medios de comunicación.

Los directivos han constatado la escasa eficacia que está teniendo el actual Plan Vive y han subrayado que lo urgente y necesario ahora es que el Gobierno otorgue ayudas directas a la compra de vehículos, tal y como están haciendo otros países europeos, como Alemania, Francia o Italia, con exitosos resultados.

El nuevo director mundial de Citröen, Jean-Marc Gales, ha recordado que la industria del automóvil representa el 5% del PIB español, aglutina el 9% del empleo y tiene el 21% de la tasa española de exportación, lo que demuestra la suma importancia de que el Ejecutivo adopte las medidas necesarias que permitan reactivar el sector.

El director general de General Motors (GM) España, Juan José Lillo, se ha mostrado convencido de que incentivando la compra de vehículos podría reactivarse la demanda, como ha sucedido en Navarra, cuyo gobierno autonómico ha puesto en marcha un plan de ayudas directas que se ha traducido en un incremento de las ventas de coches.

Lillo ha señalado, no obstante, que "sería deseable" que fuera el Gobierno central el que "orquestara" el impulso de un plan de ayudas similar.

El director de GM ha remarcado que estos incentivos tendrían que ser de, al menos 1.500 euros, "el mínimo imprescindible para que la demanda responda".

En Alemania, ha destacado el presidente de Seat, Erich Schmitt, la "prima ecológica" que otorga el ejecutivo alemán a quienes envían su coche al desguace está teniendo un impacto muy positivo en el mercado automovilístico.

En este país, el mercado ha crecido durante el mes de abril un 19,4%, mientras que en España ha caído casi un 45%.

También el consejero delegado director general de Nissan Iberia, Manuel de la Guardia, se ha pronunciado al respecto y ha afirmado que "sería muy bueno" que España o Cataluña pusieran en marcha un plan de ayudas para estimular la demanda, pues "no se ve el menor atisbo de recuperación" económica.

El presidente de Ford España, José Manuel Machado, cree que el mercado automovilístico español ha tocado fondo y tardará tiempo en remontar, porque la crisis en España es más fuerte y el país es muy vulnerable.

Machado ha considerado que el mercado terminará este año con unas 800.000 matriculaciones, la mitad que en 2007, lo que ha considerado inaceptable porque son cifras de hace quince años y España es en este momento más rica que entonces.

En relación con las ayudas demandadas unánimemente por todo el sector para avivar las ventas del mercado español, el presidente de Ford ha asegurado que el Gobierno sabe perfectamente lo que la industria solicita.

Muchas de las marcas presentes en el Salón del Automóvil, pertenecientes a la asociación de fabricantes Anfac, rehusaron participar en el evento en un primer momento alegando la grave crisis que atraviesa el sector.

El Salón ha logrado finalmente reunir la cifra récord de 55 marcas, que no han querido desaprovechar la plataforma que les proporciona el evento para reclamar al Gobierno, una vez más, ayudas que eviten la caída libre que vive la industria automovilística.