Las negociaciones entre el Tesoro y los acreedores de Chrysler se rompen sin acuerdo

  • Washington, 30 abr (EFE).- Las negociaciones entre el Departamento del Tesoro y los acreedores de Chrysler se han roto sin llegar a un acuerdo, informaron hoy medios de comunicación locales, lo que podría obligar al fabricante a declararse en quiebra.

Washington, 30 abr (EFE).- Las negociaciones entre el Departamento del Tesoro y los acreedores de Chrysler se han roto sin llegar a un acuerdo, informaron hoy medios de comunicación locales, lo que podría obligar al fabricante a declararse en quiebra.

El periódico Free Press de Detroit indicó que las conversaciones entre el Tesoro y el consorcio de 46 bancos y fondos de inversión a los que Chrysler adeuda 6.900 millones de dólares se "desintegraron" a primeras horas de la madrugada.

Chrysler tiene plazo hasta la medianoche de hoy para llegar a un acuerdo con sus acreedores que elimine su deuda. Si no lo consigue, el fabricante tendrá que declararse en suspensión de pagos.

También hoy se espera que Chrysler y Fiat firmen una alianza que permitirá que el fabricante estadounidense produzca vehículos pequeños de la empresa italiana.

A medianoche, el sindicato United Auto Workers (UAW) anunció que sus afiliados ratificaron por amplia mayoría un nuevo convenio colectivo que reducirá los costes laborales de Chyrsler, otro de los requisitos impuestos por el Tesoro para continuar su ayuda financiera a Chrysler.

Detroit Free Press añadió que aunque el Departamento del Tesoro mejoró su oferta a los acreedores, un grupo de fondos de inversión que representan el 40 por ciento de la deuda total se negó a aceptar el ofrecimiento.

La última oferta de Chrysler y el Tesoro era canjear los 6.900 millones de dólares de deuda por alrededor de 2.500 millones de dólares en efectivo.

Si Chrysler se tiene que declarar en quiebra, un juez decidirá cuánto recibirán los acreedores y cómo serán los pagos.

La 6.900 millones de deuda están asegurada con las factorías y otros activos del fabricante.