Las ventas de bebidas espirituosas caen un 11% en el primer trimestre por la incertidumbre económica

La recaudación de impuestos especiales sobre estos productos desciende un 18,4%

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Las ventas de bebidas espirituosas repiten los resultados obtenidos al cierre del pasado ejercicio y retroceden un 11% en el primer trimestre de 2009, según informó hoy el director ejecutivo de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), Jaime Gil-Robles.

Según la federación, el sector atraviesa una situación "alarmante" y fijó como principales causas de la caída del consumo la incertidumbre económica, el desempleo y los "desplomes de dos sectores estrechamente ligados a las bebidas espirituosas como la hostelería y el turismo".

Del mismo modo, el descenso interanual de las ventas en marzo se situó en el 6%, y alcanza un registro sin precedentes para el sector, que desde el año 2003 ha padecido una contracción constante a un ritmo anual de entre el 1% y el 3%, achacada por la FEBE al envejecimiento poblacional.

Ante estos resultados, Gil-Robles abogó por la adopción de medidas de reactivación de la hostelería enfocadas a la mejora de la competitividad del "único sector capaz de absorber el desempleo de la construcción" y principal motor de la venta de bebidas espirituosas, canal mediante el cual se distribuye el 70% del consumo de este tipo de bebidas en España.

En cuanto a las perspectivas del sector para el presente año, el director ejecutivo no quiso hacer pronóstico y se limitó a vincular la evolución de las ventas al comportamiento del consumo durante los meses de verano.

"Si mejora el consumo la situación mejorará, pero si continúa el paro y la incertidumbre, posiblemente el cierre del ejercicio pueda ser incluso más dramático que el anterior", afirmó Gil-Robles.

Asimismo, una de las mayores preocupaciones expresadas por la FEBE es la continuidad del sector ante "una situación difícilmente sostenible", en el que muchas empresas "se verán obligadas a tomar medidas drásticas si el contexto empeora".

Las bebidas espirituosas en España representa más de 170.000 puestos de trabajo y representa un 40% del valor de mercado de todas las bebidas con alcohol, cuya producción supone un 1,5% del total de la producción agroalimentaria, y un 0,5% del PIB.

TEMOR EN EL SECTOR A UNA SUBIDA DE IMPUESTOS ESPECIALES.

Como consecuencia de los descensos de ventas y consumo, la FEBE quiso poner de manifiesto los datos presentados por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) sobre recaudación en materia de impuestos especiales aplicables a las bebidas espirituosas, que en el primer trimestre del año descendió un 18,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Ante esta reducción en la recaudación y dada la actual situación macroeconómica nacional, en el sector existe el temor a una subida en los impuestos especiales que sería "catastrófica para el sector" en opinión del director ejecutivo de la FEBE.