Levantan el toque de queda en tres áreas de Swat para que la evacúen los lugareños

  • Islamabad, 5 may (EFE).- Las autoridades paquistaníes levantaron hoy temporalmente el toque de queda en el valle norteño de Swat y pidieron a los lugareños que evacúen tres áreas cercanas a la principal población, Mingora, debido a la fuerte presencia de insurgentes, informó a Efe una fuente oficial.

Levantan el toque de queda en tres áreas de Swat para que la evacúen los lugareños

Levantan el toque de queda en tres áreas de Swat para que la evacúen los lugareños

Islamabad, 5 may (EFE).- Las autoridades paquistaníes levantaron hoy temporalmente el toque de queda en el valle norteño de Swat y pidieron a los lugareños que evacúen tres áreas cercanas a la principal población, Mingora, debido a la fuerte presencia de insurgentes, informó a Efe una fuente oficial.

"Se trata de Makan, Qamber y Rahimabad, donde se ha pedido a los lugareños que abandonen estas áreas, consideradas un bastión de la insurgencia talibán", explicó por teléfono el portavoz del Gobierno de la Provincia de la Frontera del Noroeste (NWFP), Zahid Bunairi, quien evitó ofrecer más detalles.

Esas tres zonas se encuentran cercanas a Mingora, la principal población de este valle en el que los talibanes mantienen desde hace meses un pulso con el Gobierno paquistaní.

Según los analistas, la petición de evacuación sugiere una nueva operación militar tras días de tensión y violencia en el valle, donde en teoría está vigente una tregua entre el Ejército paquistaní y los insurgentes en virtud de un acuerdo de paz que las partes implicadas dan casi por extinguido.

En los últimos días, los integristas de Swat han desafiado el toque de queda impuesto por las autoridades, han patrullado por Mingora, han atacado convoyes militares y puestos de control, han secuestrado a civiles y policías, y han decapitado a dos miembros de las fuerzas de seguridad.

El Gobierno de la NWFP firmó en febrero un acuerdo con la insurgencia talibán que supone la aplicación de la "sharía" (ley islámica) en varios distritos septentrionales pertenecientes a la división regional de Malakand, incluido Swat, a cambio de la pacificación del valle.

El pacto fue ratificado recientemente por el propio presidente paquistaní, Asif Alí Zardari, pero el avance talibán en abril desde Swat a otras demarcaciones vecinas suscitó una fuerte preocupación tanto en la clase política del país como en la comunidad internacional, y fue considerado una violación del acuerdo.

A raíz de ello, el Ejército paquistaní lanzó recientemente operaciones en los distritos colindantes de Dir y Buner -este último a 100 kilómetros de Islamabad- y movilizó tropas en otras áreas.

Las ofensivas se han cobrado la vida de unos dos centenares de integristas por el momento, según cálculos militares.