Los acreedores abandonan los recursos legales contra la reestructuración de Chrysler

  • Washington, 8 may (EFE).- Los acreedores que se oponían al plan de reestructuración de Chrysler, diseñado por el Departamento del Tesoro, decidieron hoy abandonar los recursos judiciales, lo que facilitará la fusión del fabricante con la empresa italiana Fiat.

Los acreedores abandonan los recursos legales contra la reestructuración de Chrysler

Los acreedores abandonan los recursos legales contra la reestructuración de Chrysler

Washington, 8 may (EFE).- Los acreedores que se oponían al plan de reestructuración de Chrysler, diseñado por el Departamento del Tesoro, decidieron hoy abandonar los recursos judiciales, lo que facilitará la fusión del fabricante con la empresa italiana Fiat.

Pero el grupo, que está formado por nueve fondos de inversión, también anunció que sigue opuesto a la reestructuración de la deuda de Chrysler.

Dos de los principales integrantes del grupo, Oppenheimer Funds y Stairway Capital Management, dijeron a primera hora de hoy que se retiraban porque la oposición había quedado reducida a un pequeño número de acreedores.

Posteriormente, un abogado que representa al grupo dijo que sus componentes habían decidido disolverse por las presiones del Gobierno estadounidense.

La disolución del grupo se produce después de que el juez Arthur González, del Tribunal de Quiebras de Nueva York que supervisa la suspensión de pagos de Chrysler, emitiera una serie de decisiones contrarias a las peticiones de los acreedores.

González decretó esta semana la publicación de los nombres de los fondos opuestos al acuerdo de reestructuración y también autorizó a Chrysler a que accediera a 4.500 millones de préstamos gubernamentales que le permitirán pagar su facturas en las próximas semanas.

Además, el juez González permitió al fabricante que prepare la venta de sus activos y la fusión con Fiat pese a las objeciones de los acreedores.

Chrysler adeuda a un grupo de bancos y fondos de inversiones 6.900 millones de dólares.

El Departamento del Tesoro ofreció a los acreedores 2.000 millones de dólares en efectivo a cambio de cancelar la deuda.

La oferta fue aceptada por los principales acreedores, pero un grupo de nueve fondos de inversión que representa solo 295 millones de dólares del total decidió rechazar la oferta.

Los nueve fondos de inversión argumentaron que su resistencia al intercambio era porque entendían que otras partes interesadas, como el sindicato United Auto Workers (UAW), estaban recibiendo un trato preferente.

La negativa de los nueve fondos de inversión al intercambio de deuda por dinero provocó que el pasado 30 de abril Chrysler se declarara en quiebra.

El presidente estadounidense, Barack Obama, calificó a los nueve fondos de "especuladores" por su negativa a aceptar el acuerdo aprobado por los acreedores que representan el 96 por ciento de la deuda de Chrysler.