Los bancos cambian el rumbo de la Bolsa española y el Ibex cede el 0,28 por ciento a mediodía

  • Madrid, 4 may (EFE).- Los retrocesos de los principales bancos españoles llevaban al Ibex a perder a mediodía el 0,28 por ciento, en contra de la tendencia del resto de mercados europeos.

Madrid, 4 may (EFE).- Los retrocesos de los principales bancos españoles llevaban al Ibex a perder a mediodía el 0,28 por ciento, en contra de la tendencia del resto de mercados europeos.

Pese a todo, el Ibex se mantenía a mediodía por encima de 9.000 puntos (9.015) aunque perdía 22 unidades.

El Índice General de la Bolsa de Madrid, con todos sus sectores en positivo excepto Servicios financieros, retrocedía el 0,27 por ciento.

El selectivo español ignoraba tanto los avances de la mayoría de los mercados europeos como los de los futuros de los principales índices estadounidenses, que mostraban subidas de hasta el 0,80 por ciento.

En Europa, los repuntes eran del 2,32 por ciento en Milán, del 1,82 por ciento en Fráncfort, y del 1,31 por ciento en París, mientras que el FTSE londinense cotizaba prácticamente plano y cedía el 0,01 por ciento.

En España Enagás, ACS y Red Eléctrica encabezaban los números rojos del Ibex con caídas del 2,49, del 1,19 y del 1,07 por ciento, aunque eran los descensos de algunos de los principales bancos cotizados los que mantenían el selectivo en negativo.

El Popular cedía el 0,79 por ciento, el Santander, el 0,71 por ciento, el Sabadell, el 0,46 por ciento.

Sí que lograban beneficios los pesos pesados del selectivo como Repsol, que subía el 1,52 por ciento, Endesa, con el 0,43 por ciento, BBVA, con el 0,24 por ciento, e Iberdrola, con el 0,17 por ciento, aunque las mayores subidas eran para Gamesa, del 6,39 por ciento, y Sacyr, con el 4,73 por ciento.

En cuanto al resto de bancos cotizados, Bankinter avanzaba el 0,89 por ciento, y Banesto, el 1,55 por ciento.

A las 12 horas el mercado continuo había negociado 90 millones de acciones por un importe del 672 millones de euros, de los que 246 correspondían al Santander, 126 a Telefónica, y 80 al BBVA.

En el mercado de divisas el euro retrocedía ligeramente frente al dólar y se cambiaba a 1,32 dólares, mientras que el "billete verde" equivalía a 0,752 euros.