Los clientes españoles tardan 20 días más que los europeos en pagar a las empresas

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Los clientes españoles tardan un plazo medio de 80 días en pagar a las empresas frente a los 61 días que tardan los clientes europeos, lo que supone el periodo más amplio de los nueve mercados europeos, según el Barómetro de Prácticas de Pago elaborado por Crédito y Caución.

En sus operaciones de importación, las empresas españolas deben pagar a sus socios extranjeros en un plazo medio de 49 día, por lo que el estudio concluye que el 54% de las empresas españolas aplica diferentes plazos de pago en sus distintas relaciones comerciales.

Las empresas españolas lideran el ranking de concesión de tiempo a sus clientes para el pago, con un periodo medio de crédito de 75 días. En segundo lugar se sitúa Italia, con 67 días, y en tercer lugar, Francia, con 46 días.

El plazo medio de pago más reducido, de 24 días, se registra entre las empresas alemanas. Las condiciones de pago para las empresas de Suecia, Gran Bretaña, Países Bajos, Bélgica y Dinamarca se sitúan entre 30 y 35 días.

Respecto a los resultados del barómetro de verano de 2008, los plazos medios de pago han crecido en España, Francia, Dinamarca y los Países Bajos. Italia ha experimentado el mayor descenso en comparación con el verano de 2008.

Los plazos medios, que incluyen operaciones a crédito y al contado, son representativos de empresas de mediano y gran tamaño, ya que al menos el 70% presentaban una facturación superior a los 10 millones de euros.

En cuanto a los impagos, las empresas de Gran Bretaña, España y Suecia perciben una disminución de la frecuencia de impagos, en comparación con el barómetro del verano 2008. Países Bajos, Bélgica y Francia perciben un aumento de los niveles de impago.

Dependiendo de los distintos mercados, entre el 56% y el 70% de las empresas está adoptando algún tipo de medidas para protegerse frente a los riesgos de impago. En España ese porcentaje alcanza el 64%, sólo por detrás del Reino Unido.

La medida más frecuente, tras el pago por anticipado, es recurrir al seguro de crédito. El 38% de las empresas españolas utiliza esta herramienta, que integra el análisis preventivo de las firmas, la indemnización en caso de impago y los procesos de recobro.

De hecho, España es el mercado donde el seguro de crédito obtiene la valoración más alta como herramienta para evaluar la solvencia de un comprador: con independencia de que tuviesen o no un seguro de este tipo, el 25% de las empresas españolas lo considera altamente valioso y un 57% adicional bastante valioso.

El segundo mercado que más valora el seguro de crédito como herramienta para fijar su crédito a clientes es Italia, donde los plazos de pago son también muy elevados. La peor valoración se da en Dinamarca y Suecia.