Los españoles en Hong Kong seguirán aislados hasta el viernes pero les pagarán viaje de vuelta y gastos de hotel

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Hong Kong ha confirmado hoy que mantendrá en cuarentena hasta las 20.00 horas del viernes (14.00 en la España peninsular) a los ocho españoles que permanecen aislados en un hotel, aunque se ha ofrecido a pagarles su viaje de vuelta y los gastos que generen en ese establecimiento, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Una portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha precisado que las autoridades de Hong Kong están dispuestas a proporcionarles a los españoles un nuevo billete de avión hacia su destino final que siga el mismo itinerario que inicialmente tenían previsto.

Así lo han puesto de manifiesto en una reunión que han mantenido hoy representantes del Gobierno de la región administrativa de Hong Kong con varios cónsules europeos, entre ellos el español Juan Luis Flores.

El cónsul español no planteó en la reunión la posibilidad de que España repatríe a estos ocho conciudadanos --como ha anunciado el Gobierno mexicano-- porque los afectados no lo han pedido, indicó la portavoz, que señaló que en algunos casos su destino tras dejar Hong Kong no es España.

Las autoridades de Hong Kong también se ofrecieron a trasladar a los ciudadanos europeos retenidos en el hotel Metro Park por la cuarentena a otro establecimiento que cuenta con espacios abiertos, pero los españoles prefieren quedarse donde están, porque en el Metro Park tienen acceso a Internet y en el otro que les han ofrecido no, añadió la portavoz.

La Cámara de Comercio de España en Hong Kong se ha brindado a proporcionar a los ocho españoles un catering diario, añadió la portavoz.

El grupo de españoles retenidos en el Metro Park lo componen el empresario barcelonés Javier Boada, otra mujer de la misma localidad, tres bilbaínos, un valenciano, un cordobés y un ciudadano español de origen sirio.

Las autoridades sanitarias de Hong Kong ordenaron el jueves pasado la cuarentena de todo el hotel, con casi 300 clientes dentro, después de que se confirmara un caso de gripe porcina entre uno de sus huéspedes.