Los periodistas llevarán brazaletes personales numerados tras los incidentes en las manifestaciones contra el Plan

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS) El Colegio de Periodistas de Cataluña (CPC) y la Conselleria de Interior acordaron hoy que los informadores que asistan a manifestaciones, catástrofes o grandes accidentes lleven un brazalete numerado, personal e intransferible, para identificarles y que los Mossos d'Esquadra les faciliten su trabajo. El conseller Joan Saura y el decano del CPC, Josep Carles Rius, firmaron esta mañana en el Parlament un protocolo que se venía negociando desde hacía meses, pero que ha culminado justo poco después de las manifestaciones anti-Bolonia, que se saldaron con 33 periodistas contusionados por los antidisturbios de la Policía catalana. El brazalete, que estará listo antes de tres meses, será distinto del actual, ya que será de color naranja o butano, llevará la inscripción 'PREMSA-PRESS' y un bolsillo para introducir el carné con los datos del periodista --fotografía, nombre y apellidos, medio de comunicación y fecha de caducidad--. El brazalete no sustituirá otros elementos de identificación previstos legalmente y podrá ir acompañado de una armilla del mismo color que el brazal. Tendrá una vigencia de dos años y la renovación se hará si se mantienen los requisitos con los que se obtuvo. Si el periodista lo pierde o se lo roban tendrá que denunciarlo ante los Mossos y comunicarlo al CPC, que tendrá la lista actualizada de periodistas acreditados, aunque no estén colegiados. Voluntariamente, los informadores también podrán contratar un seguro para cubrir daños personales o materiales o responsabilidad civil. Los periodistas de otras comunidades o países podrán obtener el brazal igualmente y será vigente mientras trabajen en Cataluña. En el protocolo, Interior se compromete a reforzar la formación específica sobre el derecho constitucional a la información en los cursos del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña (ISPC) y a explicar a los agentes el acuerdo firmado hoy. Además, el CPC e Interior crearán una comisión mixta, con cuatro miembros por cada parte, para supervisar el buen funcionamiento del acuerdo y discutir sus disfunciones, así como abordar casos específicos de grandes eventos internacionales con numerosa presencia de periodistas o circunstancias excepcionales. Saura y Rius se mostraron satisfechos por la firma del acuerdo, que "culmina un largo proceso", dijo el decano de los periodistas, quien admitió que le hubiera gustado firmar el convenio en otro contexto. Rius recordó que "en una democracia consolidada" no se pueden "repetir situaciones" como las de hace dos semanas, y explicó que el CPC se personará como acusación popular y apoyará jurídicamente a los 12 de los periodistas contusionados que han denunciado las agresiones. El conseller dijo que la Brigada Móvil (antidisturbios) investigará internamente la actuación del 18 de marzo y dijo que aquel día el máximo responsable de la unidad no estaba al frente porque "no trabaja cada día" y había otros mandos. Saura admitió que mossos y periodistas "necesitan complicidad" ya que coinciden en muchas situaciones dramáticas y reconoció el papel "primordial" de los medios de comunicación en democracia.