Los trabajadores de la fábrica de Rottneros en Miranda (Burgos) llevan su protesta al cónsul sueco en Bilbao

MIRANDA DE EBRO (BURGOS), 7 (EUROPA PRESS)

Más de un centenar de trabajadores de la planta que Rottneros AB tiene en Miranda de Ebro (Burgos) viajó hoy a Bilbao para concentrarse frente al Consulado sueco, donde manifestaron ante las autoridades de aquel país la postura que la compañía ha tomado con respecto a su planta en esta localidad burgalesa, que los operarios consideran "irresponsable tanto social, como medioambientalmente".

Según informaron a Europa Press fuentes del Comité de Empresa, los trabajadores entregaron al cónsul de Suecia en Bilbao, Fernando Correa Pineda, una carta de queja "por la actuación de Rottneros AB con los trabajadores", según señaló su presidente, Francisco González.

Durante una hora se llevó a cabo una concentración durante la cual el Comité de Empresa se reunió con el cónsul sueco, quien a su juicio fue "muy receptivo" cuando se le trasladó su situación aunque "no se creía mucho la actuación de Rottneros, con la responsabilidad que existe en su país y se ha comprometido a trasladar nuestra carta a las autoridades suecas", señaló González.

Posteriormente, los trabajadores se dirigieron al museo Guggenheim, donde desplegaron sus pancartas para informar sobre su situación en la capital vizcaína.

Esta tarde y "de la mano" de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), que "celebra su efemérides", se realizará una charla coloquio a cargo de Maite Valdivielso, delegada de Pastoral Obrera, Pastoral Social y militante de HOAC en Bilbao, en sede administrativa de la Junta en Miranda de Ebro, donde los trabajadores de Rottneros cumplieron hoy en su vigésimo primer día de encierro-acampada.