Manolo García se implica en ecología en su nueva gira "Saldremos a la lluvia"

  • Valladolid, 8 may (EFE).- El cantante Manolo García ha confesado que los problemas medioambientales tienen una "importancia vital" en la sociedad y por ello ejerce de "puente" entre las asociaciones ecologistas y sus seguidores.

Manolo García se implica en ecología en su nueva gira "Saldremos a la lluvia"

Manolo García se implica en ecología en su nueva gira "Saldremos a la lluvia"

Valladolid, 8 may (EFE).- El cantante Manolo García ha confesado que los problemas medioambientales tienen una "importancia vital" en la sociedad y por ello ejerce de "puente" entre las asociaciones ecologistas y sus seguidores.

Por eso, en la segunda parte de su gira "Saldremos a la lluvia", que estrena hoy en Valladolid, seguirá ayudando a asociaciones ecologistas y transmitiendo sus mensajes al público, ha asegurado en rueda de prensa.

Además, en las letras de su último disco, el cuarto en solitario, manda "cuatro flechas" con ideas ecologistas para intentar "cambiar el modelo de ser y de estar" respecto al mundo.

El artista catalán ha mostrado sus ganas de "cambiar cosas" y ha dicho que se siente rebelde con el "pelo largo", aunque nunca abandonaría el "lirismo del rock" por convertirse un cantante protesta.

Manolo García abre esta segunda etapa de su gira con el cartel de entradas agotadas en Valladolid, hecho que ha agradecido a sus incondicionales, porque "a esta altura acudir a un concierto supone un esfuerzo" económico.

El que fuera vocalista de "El Último de la fila" ha relatado que después de diecisiete años en este grupo creía que "no acabaría nunca" y que le resultó muy extraño componer en solitario, ya que hasta ese momento había compartido la labor con su compañero Quimi Portet.

En este sentido, ha negado que "El Último de la fila" tenga planes de volverse a juntar, y respecto al público que le pregunta sobre esta hipótesis, ha opinado que lo que ellos desean realmente es "volver a su juventud".

Sin embargo, ha adelantado que en la segunda parte de su gira española, durante la cual visitará casi 35 destinos, "introducirá alguna canción del Último", porque "atenerse a un guión fijo en los conciertos es muy peligroso".

Después de los más de 40 conciertos que ya ha ofrecido con motivo de este disco, Manolo García no se ha cansado todavía de llevar una vida totalmente nómada, incluso ha confesado que se considera "un bicho de carretera".

Al mismo tiempo, ha declarado que siente una relación de "amor odio con las ciudades", que no es demasiado "urbanita", y que en general suele escapar de las "aglomeraciones".

Por eso, según ha reconocido, abandonó el sonido flamenco hace unos años, al considerarlo un "territorio que estaba lleno" y en el que no le gustaba "redundar", por lo que recientemente ha experimentado con sonidos griegos.

Para él, descubrir una música nueva es "todo un reto" y tocar con músicos que ni siquiera conoce toda una "experiencia".

Respecto a la posibilidad de lanzar un nuevo disco, el artista catalán ha declarado que aprecia la "tranquilidad" y que de momento está escribiendo lo que él ha llamado su "hoja de ruta", donde refleja lo que le alegra, lo que le hace sufrir, y que servirá en un futuro como "poso" de sus canciones.

Manolo García actuará mañana en Valladolid, el próximo día 9 en Ávila y el 22 de mayo en Segovia.