Marcelino Iglesias dice que no habrá una solución sobre GM hasta después de las elecciones alemanas

  • Zaragoza, 14 may (EFE).- El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha asegurado hoy que no se llegará a una solución sobre el futuro de General Motors hasta después de las elecciones generales de Alemania, que se celebrarán en septiembre.

El Gobierno alemán anuncia oficialmente su propuesta de una empresa fiduciaria de Opel

El Gobierno alemán anuncia oficialmente su propuesta de una empresa fiduciaria de Opel

Marcelino Iglesias dice que no habrá una solución sobre GM hasta después de las elecciones alemanas

Marcelino Iglesias dice que no habrá una solución sobre GM hasta después de las elecciones alemanas

Zaragoza, 14 may (EFE).- El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, ha asegurado hoy que no se llegará a una solución sobre el futuro de General Motors hasta después de las elecciones generales de Alemania, que se celebrarán en septiembre.

Preguntado por las consecuencias para la factoría de GM en Figueruelas (Zaragoza) del proceso de reestructuración de la empresa automovilística y la posible pérdida de empleo que podría aparejar, Iglesias ha recalcado que el Gobierno aragonés está "muy atento" a lo que sucede en Genera Motors y, sobre todo, a las negociaciones que se llevan a cabo en Alemania, país en el que hay cuatro plantas de producción.

Ha vaticinado que durante los próximos tres meses habrá "muchas noticias, reuniones y negociaciones" pero no habrá "una solución" hasta que se celebren las elecciones generales en Alemania.

"Debemos de tener un poquito de paciencia", ha dicho Iglesias, quien ha añadido que hasta septiembre se va a "escuchar de todo", e incluso noticias "contradictorias".

Por otro lado, preguntado por el Plan Renove anunciado por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para ayudar con 2.000 euros a quien compre un automóvil, ha considerado que la medida va a reactivar "muchísimo" el sector, que es "de lo que se trata".

A la Comunidad aragonesa, ha añadido, "le interesaba mucho" que se pusiera en marcha un plan "coordinado" como éste, puesto que de los 2.000 euros de subvención por coche el Gobierno central aporta 500, otros 500 las autonomías y mil los fabricantes.