Medio Ambiente pide más sintonía entre Administración y empresas para reducir CO2 como oportunidad contra la crisis

Etiquetas

El Sistema de Medición de Gases de Efecto Invernadero de Abengoa mide emisiones derivadas de productos y servicios adquiridos a terceros

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, apostó hoy por un trabajo "más sintonizado y congruente" entre la iniciativa pública y privada en materia de reducción y compensación de emisiones de gases de efecto invernadero como oportunidad para superar la crisis económica y transformar el modelo productivo de la forma "menos traumática posible".

Durante el acto de presentación del Sistema de Medición de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de Abengoa celebrado hoy en Sevilla, Ribera afirmó que la sociedad se encuentra en una etapa de "clara transición", en el que la actividad económica y empresarial debe incorporar la innovación y el menor consumo posible de bienes ambientales.

Estos factores "no se habían tenido en cuenta hasta ahora suficientemente en cuanto al coste y la ventaja que supone ser eficientes en este tipo de consumos", indicó. Por ello, señaló que es "fundamental medir las emisiones que se derivan de la actividad productiva de cada empresa, conocer y ser transparentes en la gestión para ganar en credibilidad".

Según destacó, en este año de crisis económica, las empresas públicas y privadas "necesitan ganar en seguridad para saber dónde invertir a medio y largo plazo y reducir riesgos", para lo que las acciones encaminadas a la lucha contra el cambio climático de forma global se hacen, por el escenario de incertidumbre que genera este fenómeno, de "máxima importancia".

"Anteriormente, era un requerimiento desde el punto de vista de las exigencias ambientales, pero desde hace tiempo empezó a a ser una necesidad en términos de credibilidad política para los gobiernos y las empresas, presionados ambos por la coyuntura económica de crisis", manifestó.

La secretaria de Estado considera que con su Sistema de Medición de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, Abengoa demuestra que "ha entendido perfectamente" este mensaje. Así, afirmó que las empresas líderes "no lo son por casualidad, sino porque están acostumbradas a manejar escenarios de incertidumbre a medio y largo plazo para poder ser los primeros en decidir dónde quieren invertir en el marco de sus negocios".

Igualmente, ensalzó el "factor tractor" que ha introducido la empresa al reclamar a sus proveedores la introducción de estas exigencias en su plan productivo, "asumiendo riesgos" y generando a corto y medio plazo un movimiento mundial encaminado a dar respuesta a la pregunta de "cómo resolver la ecuación energética garantizado el suministro de la población y en condiciones de viabilidad ambiental del modo menos traumático posible".

Por su parte, el director de Abengoa, Felipe Benjumea, explicó que el Sistema de Medición de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero desarrollado por la empresa es uno de los primeros inventarios que, además de medir las emisiones directas e indirectas, incluye la medición de las emisiones derivadas de los productos y servicios adquiridos a terceros.

ACUERDO CON 500 EMPRESAS EN EL MUNDO

El desarrollo de esta herramienta supone "un paso más" en el compromiso de Abengoa en la lucha contra el cambio climático y en la búsqueda de soluciones innovadoras para el desarrollo sostenible, y permitirá a la compañía cuantificar anualmente las emisiones derivadas de su actividad, para así fijar sus objetivos de reducción, compensación y neutralización, y etiquetar sus productos y sus servicios con su CO2 asociado, abundó.

Para realizar una correcta medición, el sistema también incluye las emisiones de productos y servicios adquiridos a terceros, lo que ha llevado a la compañía, según aclaró Benjumea, a reorientar su política de compras, de manera que "hoy es indispensable en la relación de Abengoa con sus proveedores que estos proporcionen sus emisiones o se comprometan, mediante la firma de un acuerdo, a establecer un sistema de medición de las mismas en un plazo concreto". De este modo, en 2008, la compañía ha firmado este tipo de acuerdos con casi 500 empresas en todo el mundo.

Con el objetivo de dotar del máximo rigor posible, el primer cálculo de las emisiones de Abengoa se ha realizado de acuerdo a una norma interna basada en diversos estándares internacionales y ha sido auditado para certificar su validez y rigurosidad por el grupo PricewaterhouseCoopers.

Además, como parte de este iniciativa, 900 empleados han recibido cursos especializados impartidos por 'Zeroemissions' --la compañía de Abengoa que aporta soluciones globales para el cambio climático--, al tiempo que se está ayudando a los proveedores a desarrollar su inventario.

Por otro lado, insistió en que el sistema de medición de emisiones GEI de Abengoa completa las actuaciones que la compañía está desarrollando en materia de sostenibilidad, entre las que destacó la inversión en 2008 de más de 70 millones de euros en proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i); la participación en cinco fondos de carbono, con una inversión superior a los 20 millones de euros; la creación del Foro Focus-Abengoa sobre Energía y Cambio Climático; la organización de primer curso de formación específica en mercados de carbono en España (Carbon Training); la inclusión de Abengoa en el índice FTSE4Good Ibex Index, y su participación en el Carbon Disclosure Project (CDP).