Medvédev preside en la Plaza Roja el mayor desfile militar desde caída URSS

  • Moscú, 9 may (EFE).- El presidente ruso, Dmitri Medvédev, preside hoy en la Plaza Roja el mayor desfile militar desde la caída de la URSS con ocasión del 64 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi.

Medvédev preside en la Plaza Roja el mayor desfile militar desde caída URSS

Medvédev preside en la Plaza Roja el mayor desfile militar desde caída URSS

Moscú, 9 may (EFE).- El presidente ruso, Dmitri Medvédev, preside hoy en la Plaza Roja el mayor desfile militar desde la caída de la URSS con ocasión del 64 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi.

Medvédev, que recibió hace un año el maletín con el "botón nuclear", que le permite controlar los mandos del arsenal atómico de Rusia, pronunciará un breve discurso desde la tribuna instalada a espaldas de las murallas del Kremlin.

Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, Medvédev rendirá tributo a los millones de soldados rusos caídos en la Gran Guerra Patria, como se llama en este país el capítulo soviético (1941-45) de la Segunda Guerra Mundial.

El jefe del Kremlin anunció recientemente que a partir de 2011 Rusia comenzará el rearme y modernización a gran escala de sus Fuerzas Armadas.

Rusia celebra cada 9 de mayo el aniversario de la victoria del Ejército Rojo sobre el nazi con una parada en la Plaza Roja, aunque éste es el segundo con armamento pesado desde 1990.

También participarán el primer ministro, Vladímir Putin, que fue quien decidió reanudar los grandiosos desfiles militares de la era soviética, y el ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, que pasará revista a las tropas.

Las "estrellas" del desfile del Día de la Victoria serán los misiles balísticos intercontinentales Tópol-M, el arma más temible del arsenal ruso, y los cohetes táctico-operativos Iskander-M, capaces de superar el escudo antimisiles norteamericano.

Además, lanzaderas de misiles, piezas de artillería, tanques y unos nueve mil soldados desfilarán por el adoquinado de la Plaza Roja, mientras medio centenar de cazas, bombarderos y helicópteros surcarán los cielos de Moscú.