Morales denuncia que en Santa Cruz se formó un consejo supremo para una secesión

  • La Paz, 4 may (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que autoridades, empresarios y dirigentes cívicos opositores de la región oriental de Santa Cruz formaron un "consejo supremo de resistencia" para promover una secesión territorial.

Morales denuncia que en Santa Cruz se formó un consejo supremo para una secesión

Morales denuncia que en Santa Cruz se formó un consejo supremo para una secesión

La Paz, 4 may (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que autoridades, empresarios y dirigentes cívicos opositores de la región oriental de Santa Cruz formaron un "consejo supremo de resistencia" para promover una secesión territorial.

El mandatario se refirió al asunto en la región cocalera del Chapare, a donde viajó para reunirse con sus bases sindicales e inaugurar un proyecto de comunicaciones y una oficina bancaria.

En su discurso dijo que la información sobre la creación de ese órgano de resistencia es una de las recientes revelaciones que le han comunicado las fuerzas de seguridad que investigan a la banda terrorista que fue desarticulada en Santa Cruz hace dos semanas.

"Tenían un consejo supremo de resistencia compuesto por algunas autoridades de la Prefectura (Gobernación), del Comité Cívico de Santa Cruz y algunos empresarios", dijo Morales, sin identificar con detalles a los supuestos miembros del grupo.

Señaló que esa organización debió haberse llamado "Consejo Supremo para dividir Bolivia" porque, a su juicio, esa es la intención del grupo.

También recordó que hace un año, un 4 de mayo, los líderes de Santa Cruz organizaron un referendo para buscar un régimen autonómico que nunca fue reconocido como legal por el Ejecutivo porque, a su criterio, se estaba promoviendo la división.

El mandatario destacó la presencia de nuevas unidades militares en zonas fronterizas de Santa Cruz para ejercer un mayor control y pidió a las autoridades judiciales procesar a los "separatistas".

El pasado 16 de abril, en un hotel cruceño, la policía abatió a tiros a tres supuestos mercenarios extranjeros en un operativo antiterrorista en el que fueron detenidos otros dos hombres.

Según las investigaciones de la Fiscalía, el grupo pretendía asesinar al presidente Morales, organizar milicias de resistencia en Santa Cruz y, posteriormente, plantear una secesión territorial.

En la acción policial murieron Eduardo Rózsa-Flores, boliviano con ciudadanía húngara y croata, Árpád Magyarosi (rumano de origen húngaro) y Michael Martin Dwyer (irlandés).

Los capturados son Mario Francisco Tadic Astorga (boliviano con pasaporte croata) y Elöd Tóásó (húngaro), quienes están en prisión preventiva en La Paz.

La Fiscalía ha presentado como pruebas fotográficas de varios de ellos posando con diversas armas, decomisadas en un campo ferial empresarial, y testimonios de otros dos detenidos bolivianos que los han relacionado con un supuesto plan para matar a Morales.

La Fiscalía señaló además que en los planes estaban involucrados dirigentes empresariales, pero sólo ha identificado a dos abogados que han negado su participación en los hechos, si bien han salido del país hacia Estados Unidos y Uruguay por temor a represalias.