MSD define la flexibilidad como "una herramienta de negocio individual" en la que se están produciendo "avances"

Denuncia a aquellas empresas que dejan en manos de la legislación el desarrollo de políticas de flexibilidad

ZARAGOZA, 28 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Laura Martínez)

El director de Diversidad y Entorno de Trabajo para EMEAC de la compañía farmacéutica Merck Sharp & Dohme, Uxío Malvido, aseguró hoy que las medidas de flexibilidad y conciliación deben ser "una herramienta de negocio individual", y lanzó un mensaje de optimismo al respecto ya que, en su opinión, "se están registrando avances".

"La flexibilidad es una herramienta de negocio que compatibiliza los resultados empresariales con los individuales", aseguró Malvido con motivo de su intervención en la IV Jornada Nacional sobre Flexibilidad que se celebró esta mañana en Zaragoza, organizada por el Ministerio de Sanidad y Política Social, y la agencia CVA, en colaboración con el Gobierno de Aragón, la Fundación CAI, Sodexo y UOC.

Según Malvido, "la flexibilidad implica una menor rotación y un mayor compromiso con la empresa". "No es sólo un tema de valores, es un tema de negocio", insistió. Por ello, abogó por formalizar e institucionalizar este tipo de políticas, que consideró conforman "una tendencia imparable".

Malvido también lamentó "el dilema de la supuesta pérdida de productividad" asociado a la flexibilidad, una situación que se produce especialmente en España. "Hay evidencias que demuestran que no es así ya que, curiosamente, nuestro país tiene los ratios mas bajos en comparación con la UE, con un 12 por ciento frente al 20 por ciento", señaló.

Asimismo, hizo alusión a numerosos estudios e informes de consultoras que constatan que, en España, "gran parte de los periodos de trabajo son improductivos". "El problema también es cultural", apostilló.

CUMPLIR CON LA LEGISLACION

Por otro lado, el representante de MSD en la jornada lamentó que las empresas que desarrollan este tipo de medidas lo hagan "sólo por cumplir con la legislación". "Las empresas hacen muchas cosas sin necesidad de tener que demostrar nada", denunció, y mencionó la situación existente en Estados Unidos, "un país que apenas cuenta con legislación al respecto pero que ha forzado a las compañías a hacer cosas".

"Sin embargo, en España estos temas se resuelven legalmente y los directivos no se preocupan en hacer mucho más, porque interpretan que la legislación resuelve el problema", denunció.

En el caso de MSD, Malvido destacó que la compañía cuenta con una política global de flexibilidad que se ha implantado de un modo simultáneo en todos los países en los que está presente, y donde las principales demandas están relacionadas con el teletrabajo y el horario flexible.