Nace un nuevo carné de motos y sube a 15 edad para ciclomotores

MADRID (Reuters) - El nuevo Reglamento General de Conductores aprobado el viernes introduce un nuevo permiso de conducción de motocicletas, el A2, para motos de potencia media, y sube a 15 años la edad mínima para poder conducir ciclomotores.

El nuevo carné A2 autoriza a conducir motocicletas de potencia media hasta 500cc. Se podrá obtener de manera directa siempre que el aspirante tenga 18 años y supere todas las pruebas de control de conocimientos y aptitudes correspondientes.

También se puede lograr de manera progresiva, si el aspirante es titular del permiso A1 con al menos dos años de antigüedad y supere una prueba de control de aptitudes y comportamientos.

Para las motos hasta 125cc se mantiene el permiso A1 y los 16 años como edad mínima, así como para las motos con una cilindrada superior a 500cc el permiso A y la edad mínima de 18 años.

La antigua licencia de ciclomotor pasa a denominarse permiso de conducir AM y se establece en 15 años la edad mínima para obtenerlo a partir del 1 de septiembre de 2010.

Los conductores de ciclomotor no pueden transportar pasajeros hasta que el titular no haya cumplido los 18 años, a excepción de los que hayan obtenido la licencia antes del 1 de septiembre de 2008, que sí podrán transportarlos.

El periodo de vigencia de los carnés también cambia: los permisos AM, A1, A2, A y Licencias de conducción se tendrán que renovar cada 10 años hasta los 65 años, y a partir de esa edad, la renovación se realizará cada cinco años.

Los permisos profesionales (BTP, C1, C, D…) se renovarán cada cinco años mientras su titular no cumpla 65 y cada tres años, a partir de esa edad.

El nuevo reglamento, que sustituye al que estaba vigente desde 1997, ha sido aprobado el Consejo de Ministros para dar cumplimiento a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Comunidades Europeas y adaptarlo a la modificación introducida por la Ley que introdujo el carné por puntos.

Pretende armonizar la normativa en materia de conductores, unificando en un solo texto las normas que la regulan, así como simplificar los procedimientos administrativos de los conductores.