Nadal intentará conseguir su quinto Roland Garros

LONDRES (Reuters) - Rafael Nadal afronta a partir del domingo el reto de ser el primer jugador -hombre o mujer- en ganar cinco títulos consecutivos de Roland Garros desde el que torneo internacional fue inaugurado en 1925.

El mallorquín aplastó a todos los que se pusieron en su camino para ganar cuatro veces en la tierra de París, las veces que ha jugado el Abierto de Francia, y las posibilidades de que esto sea diferente esta temporada parecen muy escasas.

"Lo único importante del resultado de hoy es que sólo tengo 15 torneos de Masters Series y no 16", dijo Nadal el domingo después de que Roger Federer le venciera en la final del Abierto de Madrid. Con esta derrota sólo es la quinta vez que cae en 155 partidos en esta superficie desde 2005.

"Roland Garros es un torneo completamente diferente, con condiciones totalmente distintas. Ahora tengo una semana para prepararme", agregó el balear.

Sin embargo, la victoria del suizo hizo dudar de las perspectivas de Nadal sobre arcilla, justo cuando parecía que iba a ser una pérdida de tiempo intentar quitarle a Rafael Nadal la corona de Roland Garros.

Treinta y cuatro días después de que comenzara la temporada europea número 57 sobre tierra batida, ésta parecía barajar sólo un nombre, ya que nadie podía vencer al cuatro veces vencedor en Roland Garros.

Pero el domingo Federer, número dos del mundo, finalmente encontró una manera de romper el espíritu indomable del mallorquín en la final del Abierto de Madrid.

El suizo, además de ganar su primer título de la temporada, consiguió de alguna manera recuperar su orgullo tras haber recibido de parte de Nadal una paliza de 6-1, 6-3 y 6-0 en la final de Roland Garros hace 12 meses.

Si a esto se le agrega haber perdido en cinco sets la final de Wimbledon ante Nadal el año pasado y la del Abierto de Australia en 2009, no es de extrañar que Federer arrojara algunas lágrimas en la pista central de Melbourne a comienzos de año.

Lo conseguido por Nadal ha hecho que muchas personas, incluido Andre Agassi, lleguen a pensar que el español puede ganar todos los torneos del Grand Slam de este año, pero Federer se propone desempeñar el papel de aguafiestas.

"Creo que cuando un jugador gana el Abierto de Australia y su mejor superficie es la tierra batida, hay una gran probabilidad de que pueda conseguirlo". dijo Federer, de 27 años y que ha tenido que recibir la bandeja que acredita al subcampeonato en París durante los últimos tres años.

"Pero estuve muy cerca un par de veces y no es la cosa más fácil de hacer (...) Hay jugadores que no quieren permitirle hacer eso y yo soy el primero (en esa fila)", declaró.

Federer buscará su decimocuarto título del Grand Slam para igualar el récord de Pete Sampras.

"Hace un par de semanas todavía estaba un poco inseguro de mi juego y de si podría ganar el Abierto de Francia, pero ahora estoy muy emocionado por ir a París", dijo Federer tras la victoria en Madrid.

Sin embargo, derrotar al mejor del mundo en la prueba de Madrid, donde la tierra batida adquiere mayor rapidez, es probable que no sea un parámetro cuando comience el segundo torneo del Gran Slam de la temporada el domingo.

DJOKOVIC

Si bien Federer pudo ser quien terminara con la racha de 33 partidos consecutivos ganados en arcilla por Nadal, Novak Djokovic, número cuatro del mundo, es la persona que no le ha cedido terreno al español esta temporada en tierra batida.

El serbio debe ser el jugador con peor suerte, ya que pudo haber ganado este año los tres torneos Masters que se disputan en tierra batida de no haberse tropezado con Nadal.

Después de vencerlo en las finales de Montecarlo y Roma, Djokovic desperdició tres puntos de partido ante el español en la semifinal de Madrid.

"La próxima vez voy a tener dos raquetas en un punto de partido y trataré de golpear con ambas. Es frustrante que cuando uno juega tan bien no pueda ganar ", dijo Djokovic la semana pasada.

El escocés Andy Murray, que ha tenido un año fructífero tras convertirse en el primer británico en ubicarse entre los tres primeros del ranking ATP, ha dicho que sus posibilidades de llegar a la segunda semana siguen siendo escasas, ya que todavía tiene que encontrar su lugar en la tierra batida.