Natra incorpora el cacao colombiano a sus productos de origen para la marca de distribución

VALENCIA, 05 (EUROPA PRESS)

El grupo de alimentación Natra ha adquirido la primera cosecha de cacao producida por las cooperativas colombianas que participaron en el programa de reconversión de cultivos, pasando de cultivar coca de forma ilegal para cultivar cacao, impulsado por la Agencia de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (Usaid) y Acción Social del gobierno de Colombia.

En un comunicado, la compañía informó de que recibirá 50 toneladas de cacao colombiano, considerado de alta calidad por su limpieza y fineza de aroma.

Esta adquisición "supone incorporar un nuevo origen en la gama de productos, sumándose al cacao de origen de Perú, Ecuador y República Dominicana, que Natra elabora para más de 60 países de todo el mundo", destacó.

Esta cosecha de cacao fue producida por las cooperativas colombianas Aprocasur, Cortipaz y Asoprolan, que aglutinan a cerca de 1.100 campesinos y que estuvieron trabajando durante los últimos años para reconvertir 4.500 hectáreas de cultivos de coca en cultivos legales de cacao capaces de competir en calidad y precio en el mercado internacional.

Natra, con un volumen de producción de productos de cacao y chocolate de 117.000 toneladas al año, incorporará esta materia prima como cacao de origen, "respondiendo así al gusto del consumidor internacional por los productos de chocolate elaborados con cacao procedente de una misma región", apuntaron las mismas fuentes.

La compañía dispone de "uno de los catálogos más extensos de productos de chocolate procedente de comercio justo, en tabletas y untables, así como productos de chocolate de origen y ecológico para la marca de distribución". En concreto, este año impulsó nuevas gamas de productos elaborados con cacao ecológico y de comercio justo, como la gama de tabletas 'Fair Trade 2', que incluyen trazas de cereales y frutas y están elaboradas con cacao de Perú y República Dominicana.

Según datos de la organización certificadora del sello de comercio justo Max Haavelar, los productos de marca de distribución suponen ya un 25% del mercado total de comercio justo.