Navantia plantea una "solución negociada" a la denuncia de plagio en el astillero DCNS

  • Cartagena, 4 may (EFE).- La empresa Navantia no se plantea responder en los tribunales al astillero francés DCNS que le acusa de plagiar el submarino Scorpene, cuya tecnología comparten al 50 por ciento, y propone negociar con la compañía gala para seguir colaborando, explicó hoy el director de comunicación de la empresa pública española, Miguel Ángel Martínez.

Navantia plantea una "solución negociada" a la denuncia de plagio en el astillero DCNS

Navantia plantea una "solución negociada" a la denuncia de plagio en el astillero DCNS

Cartagena, 4 may (EFE).- La empresa Navantia no se plantea responder en los tribunales al astillero francés DCNS que le acusa de plagiar el submarino Scorpene, cuya tecnología comparten al 50 por ciento, y propone negociar con la compañía gala para seguir colaborando, explicó hoy el director de comunicación de la empresa pública española, Miguel Ángel Martínez.

Según Martínez, Navantia no descarta incluso la participación de DCNS en el proyecto de sumergible S80.

La demanda de la compañía francesa ante el Tribunal de Arbitraje de París, hecha pública hoy por el diario El País, se remonta seis meses atrás y es fruto de una decisión del anterior equipo directivo de DCNS para intentar desvincularse de su socio español en el proyecto Scorpene, dijo Martínez.

Fruto de la colaboración entre ambos astilleros se han vendido diez sumergibles de este tipo construidos a medias en la factoría de Navantia en Cartagena y en las instalaciones de DCNS en el país galo, y, en opinión del astillero español "aún hay multitud de posibilidades de colaborar en el futuro y esperamos poder sentarnos a negociar con el nuevo equipo directivo de la DCNS para continuar con esa historia de éxito", señaló.

Para el astillero español, la denuncia de plagio de su socio francés es "absurda" dado que ambos comparten la tecnología del Scorpene al 50 por ciento "y hablar de plagiar nuestra propia tecnología no tiene ningún sentido", añadió.

Martínez indicó que lo mejor para ambas empresas "no es negociar en los tribunales, sino cara a cara para llegar a los mejores acuerdos que garanticen que la película de submarinos DCNS-Navantia siga funcionando perfectamente y sigamos consiguiendo nuevos contratos internacionales".

El diario "El País" apunta como origen de las desavenencias entre los socios del consorcio a la decisión del gobierno de Aznar, ratificada por Zapatero, de equipar el futuro submarino de la armada española, el S80, con el sistema de combate de la firma norteamericana Lokheed Martín, en lugar de hacerlo con tecnología de la DCNS como esperaba la compañía francesa.

El responsable de comunicación de Navantia aseguró, respecto a la posibilidad de colaboración del socio francés en el proyecto de sumergible español, que su empresa "está abierta a dialogar" cualquier posibilidad que pueda beneficiar a ambas partes, "teniendo en cuenta la fuerte vinculación y la experiencia ganada en esos países donde hemos conseguido vender submarinos a medias".

Brasil es el último país interesado en la compra de submarinos del tipo Scorpene, aunque el directivo de Navantia afirmó "no saber nada del contrato porque eso es algo que ha hecho DCNS con la marina brasileña".

Al respecto, confió en que se produzca también una negociación con DCNS sobre la participación del astillero español en el programa Scorpene para Brasil.