Normalidad en el sector financiero venezolano tras la intervención del principal banco estatal

  • Caracas, 14 may (EFE).- La normalidad ha marcado hoy la jornada bancaria en Venezuela tras los anuncios de la intervención del principal banco estatal del país y del avance de la nacionalización de la filial del español Grupo Santander.

Normalidad en el sector financiero venezolano tras la intervención del principal banco estatal

Normalidad en el sector financiero venezolano tras la intervención del principal banco estatal

Caracas, 14 may (EFE).- La normalidad ha marcado hoy la jornada bancaria en Venezuela tras los anuncios de la intervención del principal banco estatal del país y del avance de la nacionalización de la filial del español Grupo Santander.

El Banco Industrial de Venezuela (BIV), con más del 76 por ciento accionarial en manos del Estado, operó normalmente este jueves y sus clientes se mostraron tranquilos ante el anuncio de su intervención, según constató Efe durante un recorrido por Caracas.

"He cobrado mi quincena con normalidad, no he escuchado nada raro en la cola", señaló a la salida de una de las oficinas del BIV María Elvira Bolívar, empleada pública de 52 años.

Aldemaro Archer, otro cliente del BIV, expresó a Efe su confianza en el proceso de intervención de la institución porque "el Gobierno ha garantizado la plata (dinero) de los clientes".

El ministro venezolano de Finanzas, Alí Rodríguez, informó el miércoles de que se decidió intervenir "a puertas abiertas" el BIV, que maneja la mayoría de las operaciones financieras del Estado, después de que el organismo regulador del sector, Sudeban, detectó "problemas de cierta severidad" en la institución, sin dar más precisiones.

Un reporte de la consultora privada Aristimuño Herrera & Asociados, divulgado hoy en su página web, indica que el BIV ha registrado pérdidas en su rentabilidad del "311 por ciento" entre marzo de 2008 y el mismo mes de 2009.

Según esa firma, el BIV acumuló en el primer trimestre de este año unas pérdidas de 52 millones de bolívares (24,18 millones de dólares) y se convirtió en la institución con "las mayores pérdidas del sistema de banca comercial y universal" del país suramericano.

En marzo pasado, la intermediación financiera (préstamos al público) del BIV fue del 17,83 por ciento, inferior al promedio del 58,92 por ciento del sistema, mientras que la morosidad se ubicó en un 15,22 por ciento, frente a una media del 2,2 por ciento, precisa el informe privado.

La firma Aristimuño Herrera & Asociados resaltó que el índice de capitalización, que es el respaldo del patrimonio a los activos del banco, registrado por el BIV en marzo pasado fue del 0,16 por ciento, cundo la Sudeban exige un mínimo del ocho por ciento.

El anuncio de la intervención del BIV "no debe sorprender, pues sus resultados han venido siendo los peores del sistema en los últimos años", añade el informe de Aristimuño Herrera & Asociados.

La intervención "a puertas abiertas" permite que el BIV continúe "normalmente sus operaciones", pero bajo la vigilancia de una "junta interventora, que hará un estudio exhaustivo de la situación del banco", para luego "aplicar correctivos" que sean necesarios, indicó ayer el ministro Rodríguez.

También garantiza que no se vulneren los intereses estatales ni los de los depositantes, toda vez que el BIV "mueve lo fundamental de las operaciones del Estado", destacó Rodríguez al referirse a la intervención, que sectores opositores venezolanos achacaron al "mal manejo de la economía" por parte del Gobierno.

El dirigente del opositor partido Un Nuevo Tiempo (UNT) Timoteo Zambrano dijo a Efe que el BIV "se convirtió en una caja chica del Gobierno", lo que, en su opinión, generó que la institución financiera funcionara "sin cumplir lo establecido en la ley" del sector.

Por otra parte, en el ámbito financiero se mantiene la expectativa por la nacionalización del Banco de Venezuela, del español Grupo Santander, que cumplirá un importante paso el próximo 22 de mayo, cuando "debe estarse firmando un documento global" para su compra, anunció ayer el presidente Hugo Chávez.

El mandatario venezolano explicó que el ministro Rodríguez negociaba ayer mismo con los representantes del Banco de Venezuela, a fin de "cerrar el acuerdo para que pase a ser de propiedad social".

Fuentes del Grupo Santander dijeron hoy en Madrid que las negociaciones con el Gobierno venezolano para la venta de su filial continúan, aunque no adelantaron ninguna fecha para concluir el proceso, que comenzó hace más de nueve meses con el anuncio de Chávez de nacionalizar el banco.

En ese sentido, Rodríguez dijo que el 22 de mayo las partes prevén la firma de "una carta de intención", en la que se definirán los pasos de "un proceso" que culminará en fecha aún no determinada.