Nueva Rumasa prevé aumentar la fabricación e introducir nuevas marcas en la planta de Maó (Menorca)

Etiquetas

MENORCA, 15 (EUROPA PRESS)

El Comité de Empresa de la planta de Kraft Foods en Maó se reunió hoy con los directivos de Nueva Rumasa, encabezados por José María Ruiz Mateos, tras anunciarse el pasado viernes el acuerdo entre las dos compañías para la compra de la fábrica mahonesa.

Durante el encuentro, que tuvo una duración aproximada de tres horas, el grupo empresarial presentó a los trabajadores el plan de negocio cuyo principal objetivo es incrementar la fabricación e introducir nuevas referencias.

"Hasta el próximo mes de diciembre se mantendrá la producción de El Caserío y posteriormente se prevé la incorporación de nuevas marcas de Nueva Rumasa", señaló el consejero delegado del holding, José María Ruiz-Mateos Rivero, quien aseguró que la planta de Maó será la base para el desarrollo futuro de la división de queso fundido y subproductos de Nueva Rumasa.

En este sentido, Ruiz-Mateos Rivero apuntó que, aunque Kraft no ha accedido a vender la marca El Caserío, "nuestro mayor interés va a ser que vuelva a Menorca".

"Las multinacionales están siempre orientadas a marcas internacionales y El Caserío es una marca de patrimonio español. Por este motivo en cuanto firmemos este contrato vamos a ponernos a pensar las fórmulas para conseguir que la marca vuelva a donde salió", recalco el consejero delegado de Nueva Rumasa.

Asimismo el plan de negocio previsto por el grupo empresarial español estará también apoyado por los contratos existentes hasta el momento con la marcas de la distribución, aunque se aprovecharán las sinergias existentes con otras marcas del grupo a nivel logístico para llegar a más puntos de venta e incrementar la facturación.

El proceso de compraventa, que se hará efectivo como máximo el próximo 30 de junio, establece que Kraft mantendrá la actual producción en la planta de Maó hasta final de 2009 y suscribirá un contrato de co-manufactura de una parte del volumen durante tres años.

PLANTILLA

"Por encima de la fábrica, por encima del producto y por encima de la marca internacional damos importancia a los trabajadores. Eso es lo que tiene que hacer siempre un buen empresario: estar en contacto con las personas, cambiando impresiones, escuchando las quejas o sugerencias. Nos consideramos en eso muy responsables".

Así de contundente se mostró hoy el empresario José María Ruiz Mateos en relación al mantenimiento de los 174 puestos de trabajo de la fábrica de Maó. Además aseguró que los trabajadores recibirán una paga extraordinaria una vez se haya hecho efectiva la compra de la planta.

Por su parte el presidente del Comité de Empresa, Antonio Olives señaló que "nos llevamos una impresión muy positiva y agradecemos al grupo Nueva Rumasa que confíe en nosotros. Esperamos que este sea el inicio de una gran relación"