Obama presiona por las energías renovables y una ley sobre clima

Etiquetas

NEWTOWN, EEUU (Reuters) - El presidente Barack Obama dijo el miércoles que Estados Unidos debe liderar el desarrollo de las energías renovables y presionó al Congreso para fijar límites a las emisiones de gases de efecto invernadero, objetivos que consideró cruciales para el éxito de las negociaciones mundiales sobre cambio climático.

Obama, que ha mantenido la reforma energética como una de sus principales prioridades desde que asumió el cargo en enero, aprovechó el Día de la Tierra para exaltar la necesidad de un cambio en Estados Unidos hacia combustibles menos contaminantes y de esfuerzos concertados para reducir la dependencia de la nación del petróleo extranjero.

"Es el momento de que nosotros pongamos nuevos cimientos para un crecimiento económico al comenzar una nueva era de exploración energética en Estados Unidos", expresó Obama a los trabajadores en una planta de energía eólica en Iowa, el estado que impulsó su campaña presidencial hace más de un año.

"La nación que lidere el mundo en la creación de nuevos recursos energéticos será la nación que lidere la economía global del siglo XXI. Estados Unidos puede ser esa nación. Estados Unidos debe ser esa nación", enfatizó.

En Washington, altos cargos del Gobierno instaron al Congreso a respaldar una ley que ponga límite a las emisiones de dióxido de carbono (C02) y otros gases de efecto invernadero, para dar credibilidad a Estados Unidos en las negociaciones de lucha contra el cambio climático que se realizarán este año.

"No habrá un nuevo acuerdo mundial si Estados Unidos no es parte de él y no seremos parte de él a menos que estemos en camino a promulgar nuestro propio plan interno", explicó a la comisión senatorial de Relaciones Exteriores Todd Stern, alto negociador sobre clima del país.

"A menos que tengamos una postura y la cumplamos por medio de una promulgación fuerte que obligue a una legislación a nivel nacional sobre clima y energía, el esfuerzo para negociar un nuevo acuerdo internacional no será suficiente", explicó.

La Cámara de Representantes está tomando la delantera en el Congreso en un esfuerzo para escribir una ley que imponga límites más severos a las emisiones de C02 y otros contaminantes que son liberados a la atmósfera por grandes industrias, empresas de servicio público y vehículos.

El mes pasado el presidente de la comisión de Energía y Comercio de la Cámara, Henry Waxman, develó un proyecto que busca reducir las emisiones de C02 para 2020 hasta un 20 por ciento por debajo de los niveles alcanzados en 2005 y más de un 80 por ciento para 2050.

El proyecto podría enfrentarse con problemas en el Senado de 100 miembros, donde se necesita un mínimo de 60 votos para aprobar las polémicas medidas.