Paralímpico medallista pide ayuda económica para costear el tratamiento de la enfermedad degenerativa que padece

El baracaldés Josetxu Pedrosa dice que la enfermedad, que la padece "uno de cada 50 millones", deshace sus músculos "poco a poco"

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

El ciclista paralímpico vasco Josetxu Pedrosa (Barakaldo, 1969), catorce veces campeón de España en su categoría y tres diplomas en los Juegos Olímpicos (uno en Barcelona 92 y dos en Atlanta 96) en su haber, reclamó hoy ayuda económica para costear el tratamiento de la enfermedad degenerativa que padece y que amenaza con dejarle postrado en una silla de ruedas para el resto de su vida.

En declaraciones a Europa Press, Pedrosa explicó que los médicos le han diagnosticado una enfermedad denominada Swartzman, que va deshaciendo sus trabajados músculos "poco a poco".

"Por dar un número, la enfermedad entra a una de cada 50 millones de personas, y me ha tocado la china. El tiempo corre en mi contra, los músculos los tengo bastante fuertes por hacer ciclismo y me están aguantando, pero no saben, concretamente cuánto tiempo aguantarán", añadió.

Pedrosa, que en su palmarés cuenta también con un subcampeonato del mundo en carretera (1994), y multitud de galardones, precisó que el tratamiento que necesita, "del que nadie, ni Osakidetza ni Seguridad Social quieren hacerse cargo", cuesta unos 17.000 euros, de los que ya ha recaudado unos 4.000, por lo que le quedan 13.000 restante por conseguir. "El tiempo corre en mi contra", lamentó.

DONACIONES

Por ello, el ciclista ha decidido abrir una número de cuenta para aquellos que quieran realizar una donación y que aporten "lo que buenamente puedan". Si consigue el dinero, señala Pedrosa, el tratamiento estaría "en dos o tres días aquí" y comenzaría su aplicación. Aquellos que quieran hacer una aportación pueden ingresar su dinero al número de cuenta en el BBVA, 0182 5998 21 0210205027.

De momento, el ciclista paralímpico continúa haciendo ciclismo porque "me viene bien y para ir fortaleciendo y retrasar el máximo posible" los efectos de la enfermedad. "A la ciudadanía le diría que no me quiero quedar en silla de ruedas y quiero seguir haciendo mi vida 'normal'", concluyó.