Participación masiva en las movilizaciones agrarias para exigir un plan de choque

  • Santiago de Compostela, 8 may (EFE).- Más de 40.000 personas, según cálculos de los tres sindicatos agrarios, se dieron cita este mediodía en las movilizaciones celebradas en 15 cabeceras de comarca de Galicia para pedir a la administración la urgente puesta en marcha de un plan de choque que sirva al sector lácteo para superar la crisis.

Santiago de Compostela, 8 may (EFE).- Más de 40.000 personas, según cálculos de los tres sindicatos agrarios, se dieron cita este mediodía en las movilizaciones celebradas en 15 cabeceras de comarca de Galicia para pedir a la administración la urgente puesta en marcha de un plan de choque que sirva al sector lácteo para superar la crisis.

La provincia de Lugo lideró la participación en estas protestas con unos 25.000 asistentes en las comarcas de A Mariña, Meira, Vilalba, Sarria, Chantada y Palas de Rei, un respaldo que se debe a que es la que cuenta con mayor número de ganaderos dedicados a la producción de leche y menos industria alternativa.

En el resto, entre 12.000 y 14.000 personas participaron en las marchas de las comarcas coruñesas de Arzúa, Betanzos, Melide, Ordes, Santa Comba y Vimianzo; entre 3.000 y 3.500 en las pontevedresas de A Estrada y Lalín; y unas 50 en la orensana de A Gudiña, donde se concentra la industria láctea de la provincia.

Todos ellos, muchos ganaderos, comerciantes que cerraron sus tiendas, alcaldes y ciudadanos apoyaron las reivindicaciones de los responsables de Unións Agrarias (UUAA), Roberto García; Xóvenes Agricultores (XXAA), Francisco Bello; y Sindicato Labrego Galego (SLG), Carmen Freire, así como el de Asociación Gallega de Cooperativas Agrarias (Agaca), Higinio Mougán, que se dieron cita en Ordes (A Coruña) para mostrar la unidad del sector.

Estas demandas, recogidas en un manifiesto conjunto, pasan por un plan estratégico que debe incluir medidas económicas, fiscales y de refinanciación de la deuda de las explotaciones agrarias, a las que ha de garantizarse la recogida de leche a precios dignos y poner a su disposición líneas de crédito circulante, con carencia de intereses y sin necesidad de avales.

En cuanto a las industrias, los sindicatos agrarios piden el establecimiento de mecanismos que impidan la importación de leche de otros países a precios más bajos del que les cuesta producirla a los ganaderos gallegos y que informen a los consumidores sobre el lugar en que fue producida, entre otras.

Los tres sindicalistas destacaron que el sector lácteo gallego es "competitivo" y que el "problema real" parte de la industria, la distribución y las administraciones, por lo que confiaron en que los Gobiernos central y autonómico acuerden medidas desde el lunes en su reunión con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

En este empeño, el SLG instó hoy al nuevo delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro, que hoy contaría con la presencia de la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, en su acto de presentación en sociedad, que pida al Ejecutivo "con urgencia" medidas encaminadas a solucionar la crisis del sector.

Los sindicalistas denunciaron además que este año Galicia percibe en el sector lácteo sobre un millón de euros menos por día que el año pasado, por lo que insistieron en que las movilizaciones de hoy "marquen un punto de inflexión para empezar a resolver problemas" porque, de lo contrario, continuarán con las medidas de presión, entre ellas una tractorada el próximo 26 de mayo.

Lo que no mencionaron fue el eventual cierre de la planta lucense de Leche Pascual tras el ERE que anunció para sus 155 trabajadores, cuya documentación fue entregada hoy al comité de empresa, un tema que sí abordó hoy el ámbito político en sendas iniciativas parlamentarias en las que, mientras el PSdeG abogó por asegurar la "supervivencia" de la fábrica, el BNG quiso saber del Gobierno central si colaborará con la Xunta para evitar el cierre.