Perú concede asilo a líder opositor venezolano

LIMA (Reuters) - Perú ha concedido asilo al líder opositor venezolano Manuel Rosales por razones humanitarias. Rosales afirma ser un perseguido político del Gobierno de Hugo Chávez y se enfrenta a una orden de arresto por cargos de corrupción.

El canciller peruano, José Antonio García Belaunde, dijo además al hacer el anuncio que la decisión del Gobierno del Perú no debería alterar las relaciones bilaterales de "dos países hermanos".

Sin embargo, la cancillería de Venezuela protestó el lunes por la noche la decisión que, según dijo en un comunicado, "constituye una burla contra el Derecho Internacional, un duro golpe a la lucha contra la corrupción y un agravio contra el Pueblo de Venezuela".

Por tanto, el Gobierno venezolano decidió "el retorno inmediato a Caracas de su Embajador en Lima", la suspensión de los trámites para trasladar al embajador recientemente designado ante Perú y el "inicio de una fase de evaluación integral de sus relaciones con el Gobierno de ese país".

Rosales, alcalde de la importante ciudad occidental de Maracaibo y rival de Chávez en las elecciones presidenciales de 2006, llegó a Lima hace unas semanas junto a tres de sus hijos y el 21 de abril solicitó asilo a Perú alegando persecución política en su país.

"Después de examinar el expediente y entrevistarse con el señor Rosales hemos decidido que había un caso por otorgar asilo por razones humanitarias", dijo a periodistas García Belaunde, tras una reunión en la comisión de Relaciones Exteriores del Congreso.

García Belaunde informó al Congreso que la decisión se produjo atendiendo a una "tradición histórica" y de "compromiso con el derecho internacional" por parte de Perú.

Rosales no es el único político venezolano que ha logrado refugio en Perú.

Según la cancillería, otros tres dirigentes han recibido asilo en los últimos años, entre ellos Carlos Ortega, uno de los promotores de una huelga organizada para reclamar la dimisión de Chávez a finales de 2002.

Ortega, que logró asilo en 2007, se escapó en 2006 de una prisión militar tras ser condenado por rebelión.

Asímismo, en 1992, Perú dio refugio a un grupo de militares aliados de Chávez tras un intento de golpe en Venezuela.

"Éste es un gran triunfo democrático, un gran triunfo moral del Perú y del Apra, mi partido, porque siempre su línea ha sido respetar el asilo", dijo a los periodistas el abogado de Rosales, el legislador oficialista Javier Valle Riestra.

"Se trata del opositor número uno del presidente Hugo Chávez, por el que este asilo fue concedido", agregó.