Pinillos cree que Castilla del Pino jugó un papel esencial en la transición

  • Madrid, 15 may (EFE).- El psicólogo José Luis Pinillos, compañero en la Real Academia de la Lengua de Carlos Castilla del Pino, fallecido hoy en Córdoba, considera que este destacado psiquiatra jugó un papel esencial en la transición porque "entró en la conciencia de la gente para explicarles lo que estaba ocurriendo".

Madrid, 15 may (EFE).- El psicólogo José Luis Pinillos, compañero en la Real Academia de la Lengua de Carlos Castilla del Pino, fallecido hoy en Córdoba, considera que este destacado psiquiatra jugó un papel esencial en la transición porque "entró en la conciencia de la gente para explicarles lo que estaba ocurriendo".

Estas son algunas de las palabras de Pinillos, muy emocionado, al conocer la noticia del fallecimiento de un gran amigo, tal y como él lo ha definido. "Es una pérdida muy grande", repetía, en declaraciones a Efe. "Era muy querido", insistía. Y lo hizo maravillosamente, lo hizo muy bien".

Cuando recuerda a Castilla, a Pinillos se le atropellan las palabras porque se ha perdido "una presencia tan importante", pero entre todas las cosas que hizo "tan bien" destaca el papel que hizo en la transición.

"En la transición de Franco a lo que vino después, él jugo un papel muy importante, explicando a la gente lo que estaba ocurriendo; la gente no tenía una idea clara de lo que estaba pasando. Además su insistencia no fue una cosa de unos días, sino muy grande, y aquello cayó en la conciencia colectiva", comenta.

Castilla "tenía muchas posibilidades de entrar en la conciencia de la gente y lo hizo durante bastante tiempo", incide Pinillos, quien se acuerda hoy de las palabras con las que le dio la bienvenida a la Academia.

Ese día, el 7 de marzo de 2004, Pinillos dijo que "la increíble creatividad" de Castilla, sus conocimientos y su capacidad de llegar al público "contribuyeron de un modo decisivo a oxigenar y poner al día aspectos fundamentales de la vida del país".

Castilla ingresó en la Real Academia con un discurso titulado "Reflexión, reflexionar, reflexivo" porque él, según Pinillos, era "un maestro en el juego de las palabras".

"Él explica a la gente lo que ocurría, pero además con razones sociales muy certeras, se lo explicaba a todo el que le rodeaba, a mi también me lo explicó y me convenció inmediatamente, porque entendí lo que quería decir", señala el psicólogo y académico.

"Mi explicación era psicológica, pero no de la fuerza como la que tenía la suya; yo contribuí en lo que pude, pero el hombre importante fue él, él era psiquiatra, con una experiencia muy grande, pero operaba como un psicólogo social para la gente", continúa.

Para Pinillos "se ha perdido una presencia muy importante para seguir explicando los cambios", pero sobre todo un amigo desde hace no sabe "cuantísimos años".