Policía garantiza protección a la persona que dice tener pistas sobre la desaparición de la joven granadina Teresa Fernández

Etiquetas

Los padres de la chica reclaman que aporte toda la información para poder encontrarla

MOTRIL (GRANADA), 23 (EUROPA PRESS)

La Policía ha garantizado a una persona que al parecer tiene datos sobre la desaparición de la joven motrileña María Teresa Fernández, en paradero desconocido desde el 18 de agosto del año 2000, que será tratado como testigo protegido.

Así lo aseguraba anoche el inspector jefe de la Comisaría de Motril, Francisco Pérez Polo, que participó en un programa de la televisión motrileña. El responsable de la investigación desde hace cuatro años aseguró "que todo lo que cuente este informante --una persona que dice tener pistas-- será tratado con confidencialidad".

Los padres de María Teresa, Antonio Fernández y Teresa Martín, que también asistieron a la televisión, reclamaron a esta persona que aporte toda la información que tenga "para poder encontrarla". Para garantizar el anonimato de esta persona "que sabe algo" aportaron su nuevo teléfono móvil con el que puede contactar, el 689535298 y un correo electrónico mariateresamotril@hotmail.com.

Ellos ya recibieron en su domicilio particular una carta anónima donde un informante que no se quiso identificar daba "varios datos interesantes", según fuentes de la investigación, sobre la desaparición de la joven. La Policía considera que esta persona conoce más datos y que posiblemente los esté ocultando "porque cree que después de tantos años podría tener problemas con la Justicia", manifestó Fernández.

El 11 de diciembre del año pasado, la madre de María Teresa fue agredida por una persona tras hacer público la familia que habían recibido una carta anónima con los datos que ahora se investigan. Pérez Polo considera que la agresión guarda relación con el avance que dio la investigación tras aparecer la carta. La Policía tiene localizado al agresor, ya que fue grabado por varias cámaras de seguridad aunque este dato no se había hecho público "para no afectar a la investigación". Pérez garantizó que ese agresor será detenido y puesto a disposición judicial "para que diga por qué agredió a esta madre que bastante sufrimiento arrastra ya".

En relación a la misiva, Teresa Martín dijo que la información se aporta con cuentagotas, mientras que fuentes de la investigación confirman que "hay una persona en Motril que sabe lo que le pasó a Maritere aquella noche de 2000". Esa pista adelantó mucho el trabajo "pero tienen que seguir dando más datos para esclarecer el suceso".

Martín recordó que su hija no era "una gota de agua" por lo que no se pudo diluir y que aquella noche, como iba a dar una vuelta a la feria, iba muy arreglada "y es lógico que alguien recuerde haberla visto por la calle porque era muy guapa". La Policía también mantiene abierta otra línea de investigación que se desarrolla en otro país "por lo que va más lenta pero también por buen camino".

Antonio Fernández manifestó que recuerda paso a paso lo que ocurrió aquella noche cuando la dejó en el centro de Motril para que se reuniera con unos amigos antes de ir a la feria y señaló que muchísimas veces se han sentido solos, pero agradeció el respaldo del pueblo de Motril.

Los padres de María Teresa consideran que ellos pagaron la "novatada" con la desaparición que la búsqueda comenzó tres meses después de faltar del domicilio familiar sobre todo "cuando ves el despliegue que se mantiene en Sevilla para encontrar a Marta del Castillo" y la madre preguntó en ese sentido a los responsables públicos si es que hay "ciudadanos de primera y de segunda para que haya esa discriminación".