Presentan nuevas técnicas para curar las deformidades de pies por el mal uso del calzado

  • Murcia, 25 abr (EFE).- Los diabéticos que padecen úlceras en los pies, los juanetes y otras deformidades de los pies, por utilización de calzado inadecuado, pueden tratarse con la cirugía percutánea, según las conclusiones del II congreso internacional de Cirugía Mínimamente Invasiva de Pie y Tobillo (MISFA 2009).

Presentan nuevas técnicas para curar las deformidades de pies por el mal uso del calzado

Presentan nuevas técnicas para curar las deformidades de pies por el mal uso del calzado

Murcia, 25 abr (EFE).- Los diabéticos que padecen úlceras en los pies, los juanetes y otras deformidades de los pies, por utilización de calzado inadecuado, pueden tratarse con la cirugía percutánea, según las conclusiones del II congreso internacional de Cirugía Mínimamente Invasiva de Pie y Tobillo (MISFA 2009).

Durante el congreso, celebrado en Murcia y organizado por la Fundación Amical, 500 traumatólogos y cirujanos ortopédicos de Europa y América han analizado la aplicación de técnicas novedosas, como la Minimal Incision Surgery (MIS) para tratar estas úlceras y tratar de evitar o minimizar futuras complicaciones, que pueden llevar incluso a la amputación.

En las conclusiones se defiende que la utilización de la cirugía percutánea, ya utilizada en deportistas de elite, permite retrasar las amputaciones en pies de diabéticos, siempre que el diagnóstico se realice de forma muy precoz.

Las técnicas MIS son intervenciones que se realizan a través de microincisiones, de entre 3 y 5 milímetros, a través de las cuales se introducen los instrumentos necesarios para realizar la cirugía, además de microcámaras con las que observar la lesión y guiar los pasos quirúrgicos.

Las percutaneas se realizan fuera de la cavidad articular y como en la mayor parte de los casos no se pueden utilizar microcámaras, precisan de un sistema de visión radiológica (fluoroscopio) con el que se controlan los pasos quirúrgicos.

Según los estudios, el 90 por ciento de la población femenina de más de 65 años sufre algún tipo de deformidad digital y el 60 por ciento de la población en general sufre juanetes (hallux valgus).

Añade que el 50 por ciento de las mayores de 65 años presenta pérdida de la almohadilla plantar secundaria a metatarsalgias, y que en los últimos diez años se ha multiplicado por diez las deformidades del antepie en todas las edades, causadas por la utilización de calzado inadecuado, con punta fina y tacón alto.

En cuanto a los deportistas se recuerda que el 20 por ciento de las patologías que sufren estos profesionales se centran en el tobillo y en el pie, porcentaje que alcanza el 30 por ciento entre futbolistas o baloncestistas.

Indican que con estas técnicas han sido tratados deportistas como Xavi Alonso, Metzelder, Alquiza, Aranburu, Pignol, Kabous, Juanma, Van Nistelrooy o Cristiano Ronaldo.

Las ventajas de este tipo de cirugías, que requiere modificaciones en la estructura de los quirófanos, aunque cada vez más se realizan en hospitales de la red pública, son la disminución o desaparición del tiempo de internamiento hospitalario y el aumento del seguimiento ambulatorio de los pacientes.

Además se reduce la inflamación y el dolor postoperatorio, mejora la respuesta inmunológica, reduce complicaciones en la herida, presenta una mejor cicatrización, y en el aspecto estético mejora con las microincisiones.

La disminución de postperatorio reduce los costes y las listas de espera y permite una más rápida reinserción laboral.

En las conclusiones se advierte a los pacientes sobre la publicidad engañosa sobre la solución de estos problemas con láser, y la necesidad de realizarla en centros y con profesionales cualificados.