Quince personas mueren tras caer un mortero sobre una mezquita en Mogadiscio

  • Mogadiscio, 10 may (EFE).- Quince personas fallecieron hoy tras caer un mortero sobre una mezquita que se encontraba llena de fieles en la capital de Somalia.

Quince personas mueren tras caer un mortero sobre una mezquita en Mogadiscio

Quince personas mueren tras caer un mortero sobre una mezquita en Mogadiscio

Mogadiscio, 10 may (EFE).- Quince personas fallecieron hoy tras caer un mortero sobre una mezquita que se encontraba llena de fieles en la capital de Somalia.

Según dijo a Efe un testigo presencial Sheekh Mohamed Hagi Yusuf, "las personas que murieron en la mezquita fueron las que estaban rezando en la primera fila", uno de los fallecidos fue el imán del centro.

Se calcula que unas 70 personas han muerto a lo largo de tres días de combates entre las milicias islámicas fieles al Gobierno de Sharif Sheikh Ahmed y otras aliadas del grupo radical Al Shabab.

"Hasta ahora hemos recibido en el hospital a 210 personas, aunque probablemente haya mucha más gente que no ha podido llegar al hospital o que permanece en sus casas por miedo a salir a la calle", dijo a Efe el doctor Mohamed Yusuf, director del Hospital de Madina.

Mohamed Ibrahim Bilal, un líder de las agrupaciones rebeldes que se oponen al mandato de Sheikh Ahmed, afirmó que "el resultado de los enfrentamientos con los soldados del Gobierno ha sido bueno" y que "los cuerpos de los militares estaban por todas partes".

Bilal también aseguró que han capturado a algunos de los soldados,y que Mogadiscio está bajo su control. "Dominamos todo el Norte de Mogadiscio, y estamos extendiendo nuestro poder por el Sur", detalló.

El Gobierno ha negado las declaraciones de Bilal y las ha calificado de "exageraciones que pretenden confundir a la población".

El ministro de Seguridad, el coronel Omar Hashi Adan, dijo en una rueda de prensa que "elementos de Al Qaeda" han empezado a enfrentarse con el Gobierno.

"Hay bastantes combatientes extranjeros en la primera línea del frente, y tienen unos objetivos que quieren conseguir, pero no permitiremos que lo hagan", afirmó Hashi Adan.

Los enfrentamientos de los tres últimos días son los peores que se han registrado en Somalia desde que las tropas etíopes que apoyaban al Gobierno se retiraron del país el pasado 15 de enero, y han causado el desplazamiento de más de 10.000 personas.

El presidente de Somalia es el líder de la agrupación islámica moderada Alianza para la Nueva Liberación de Somalia (ARS) y fue elegido dirigente del país por el Parlamento somalí, reunido en el vecino país de Yibuti, el pasado 31 de enero.

Algunos grupos armados integristas islámicos radicales, entre ellos Al Shabab, que ocupa buena parte del territorio somalí y al que EEUU relaciona con Al Qaeda, no aceptan el nuevo Gobierno de Sheik Ahmed y han asegurado que seguirán su lucha contra él hasta derrocarlo.