Rechazada la moción de Polanski para archivar un caso sexual

LOS ÁNGELES (Reuters) - Un juez de Los Ángeles rechazó el jueves formalmente una solicitud del cineasta fugitivo Roman Polanski para que se desestimase un caso sexual en su contra pendiente desde 1978 por conducta inapropiada de los fiscales.

El juez del Tribunal Superior de Los Ángeles Peter Espinoza dijo que no podía considerar el caso a menos que Polanski, quien huyó de Estados Unidos rumbo a Francia tras declararse culpable, se presentara ante el tribunal.

Los abogados del oscarizado director aclararon esta semana que Polanski no volverá a Estados Unidos para enfrentarse personalmente a la condena debido a que sería arrestado inmediatamente. No puede ser extraditado desde Francia.

Sus abogados explicaron que apelarán la decisión de Espinoza, basándose en argumentos constitucionales, alegando que la mala conducta de los fiscales originales y el juez privaron a Polanski de su derecho a recibir un proceso justo.

Polanski quería que se archivara su declaración de culpabilidad de 1978 tras mantener relaciones sexuales con una menor de 13 años afirmando que el juez del caso fue instruido de manera impropia por un fiscal.

Espinoza sostuvo en febrero que existía una "mala conducta substancial" en el caso original contra Polanski y le dio hasta el 7 de mayo para presentarse en la corte para seguir adelante con el tema. Polanski no se presentó.

El director de "La semilla del diablo" y "Chinatown" escapó a Francia en la década de 1970 porque estaba convencido de que el juez a cargo del caso pretendía llevarlo a prisión a pesar de haber logrado un acuerdo con los fiscales.

Desde entonces, Polanski no ha pisado suelo estadounidense, ni siquiera cuando en 2002 recibió un Oscar al mejor director por la película sobre el Holocausto "El pianista".

El juez del juicio original falleció, pero los alegatos de mala conducta fueron aireados públicamente hace un año en el documental independiente "Roman Polanski: Wanted and Desired".

La menor involucrada en el caso, ahora una madre de tres hijos que reside en Hawái, ha señalado que cree que el largo exilio de Polanski en Hollywood ha sido un suficiente castigo.

Polanski era uno de los directores más respetados de Hollywood a finales de la década de 1960 y de 1970. En 1969 su esposa Sharon Tate, quien estaba embarazada, fue asesinada en su casa de Los Ángeles por los seguidores de Charles Manson.