Renace la esperanza en Opel tras el preacuerdo con Magna

Por Philipp Halstrick y Gernot Heller

BERLÍN/FRÁNCFORT (Reuters) - La canadiense Magna logró un preacuerdo para quedarse con Opel, la filial alemana de General Motors, informaron el viernes a Reuters fuentes cercanas a las discusiones, lo que reabre la esperanza para la firma a días de que su matriz presente la bancarrota.

Las fuentes dijeron que Magna y GM aún deben discutir los detalles del acuerdo antes de una reunión con la canciller, Angela Merkel, a las 16:00 GMT.

Un portavoz del Gobierno dijo que la reunión con la canciller fue retrasada para dar más tiempo a las negociaciones con Magna.

"Tenemos un acuerdo en principio entre GM y Magna", dijo una de las fuentes.

Más tarde, el ministro de Economía de Alemania, Karl-Theodor zu Guttenberg, dijo que aún no hay garantías de llegar a un acuerdo final este viernes.

"Hay algunas ideas de Magna que aún están siendo discutidas con GM y que nosotros también estamos revisando", dijo Guttenberg a periodistas.

Alemania busca proteger a Opel de la inminente bancarrota de GM en Estados Unidos colocando todos sus activos en un fideicomiso, pero la primera rueda de negociaciones entre los negociadores alemanes, estadounidenses y de GM por ese plan fracasara el jueves.

El otro oferente por Opel es Fiat. Su consejero delegado, Sergio Marchionne, dijo tras conocerse la noticia del preacuerdo con Magna que su prioridad es cerrar la compra de una parte de la quebrada estadounidense Chrsyler.

"Si la transacción de Opel no está disponible para Fiat, la vida seguirá adelante", dijo el ejecutivo a periodistas.

GM Europa emplea a un total de 50.000 trabajadores. Tiene plantas en España, Polonia, Bélgica y Reino Unido.