Renault ve en España una firme candidata para invertir 500 millones de euros

  • Barcelona, 7 may (EFE).- La factoría de Renault en Valladolid es "firme candidata" a fabricar un nuevo motor y dos nuevos coches, uno de ellos eléctrico, y recibir una inversión total de 500 millones de euros.

Barcelona, 7 may (EFE).- La factoría de Renault en Valladolid es "firme candidata" a fabricar un nuevo motor y dos nuevos coches, uno de ellos eléctrico, y recibir una inversión total de 500 millones de euros.

Esta inversión se podría ampliar a la factoría de Palencia, que fabricará el Megane Renault Sport, la versión más deportiva de esta gama, anunció hoy en la jornada de prensa del Salón del Automóvil de Barcelona el presidente de Renault España, Jean-Pierre Laurent.

Laurent se entrevistó esta mañana en el palacio de La Moncloa con el presiente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en un encuentro en el que estuvo también presente el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián.

La decisión sobre qué planta fabricará el nuevo motor, perteneciente a una nueva generación eficiente, la del coche eléctrico y la del convencional, en 2012 y 2013, será anunciada por Renault en el último trimestre del año.

La decisión, según Laurent, estará condicionada, en el caso de la candidatura de Valladolid, a las medidas y ayudas que reciba el fabricante del Gobierno español.

Este fue el principal asunto tratado por Laurent en la reunión con Zapatero y Sebastián celebrada en La Moncloa y que duró 45 minutos, en los que el presidente de Renault en España explicó el jefe del Gobierno la actual situación de la industria automovilística en general y de las cuatro factorías de la marca en particular.

La factoría de Valladolid, explicó Laurent, hace unas semanas no era candidata a ninguno de estos nuevos proyectos y con el trabajo realizado con la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Industria en estos tres últimos meses la dirección de Renault en España ha logrado convencer al grupo de la idoneidad de Valladolid, y de la asignación del Megane Sport a Palencia.

Los cuatro proyectos podrán suponer una inversión aproximada de 500 millones de euros, que se concretará en función de la decisión, y no sólo dependerá de la fabricación, ya que la ingeniería de desarrollo del coche eléctrico también podría ser asignado a Valladolid, apuntó Laurent, a pesar de que toda la ingeniería de la marca se desarrolla en el Tecno Centro ubicado en Francia.

Laurent explicó que la decisión final dependerá de los préstamos, las subvenciones legales en función de la inversión y la flexibilidad social, punto en el que el presidente de Renault hizo especial hincapié.

Dijo Laurent que hoy pidió a Zapatero medidas que permitan flexibilizar el empleo y en un momento de su intervención ante los periodistas se refirió a las medidas tomadas en Francia al respecto, en concreto a los expedientes de regulación de empleo (ERE).

A los fabricantes se les exime de cotizar a la Seguridad Social durante los periodos en que el trabajador está afectado por un ERE, lo que supone para Renault mucho dinero de ahorro.

Laurent aseguró que Renault quiere mantener la plantilla en España porque es necesaria pasa salir de la crisis, pero ha de ser flexible para adaptarse a la fluctuación de la demanda del mercado, porque a partir de ahora no habrá excedentes.

El presidente de la filial española del grupo automovilístico francés dijo que mostró a Zapatero la necesidad de tomar medidas para detener la caída del mercado, que es dramática para fabricantes, proveedores y concesionarios, con una amenaza real del 20% del empleo en la industria.

Tras asegurar que ni Zapatero ni Sebastián le informaron sobre sus propósitos al respecto, añadió que España es competitiva frente a Francia, pero no, y con gran diferencia, hasta la cifra de mil euros de coste por coche, frente a las plantas del grupo en el Este de Europa, que también optan a conseguir estos proyectos.

Laurent calculó, en vista de lo ocurrido tras la crisis de 1993, que la recuperación tardará unos cinco años, tras la salida de la crisis que, auguró, se mantendrá el próximo año, y dijo puede que haya una nueva caída de los mercados, tras las ayudas directas aprobadas en el resto de Europa, que expiran a final de año.

Si esto ocurre, advirtió, habrá nuevos ERE en las plantas españolas porque dependen de la evolución de estos mercados.