Reyal Urbis vuelve a obtener ganancias netas gracias al crédito fiscal

  • Madrid, 13 may (EFE).- Reyal Urbis volvió a registrar ganancias netas en el primer trimestre del año, que ascendieron a 22,5 millones de euros, gracias al crédito fiscal de 76,5 millones obtenido como consecuencia de haber generado pérdidas antes de impuestos.

Madrid, 13 may (EFE).- Reyal Urbis volvió a registrar ganancias netas en el primer trimestre del año, que ascendieron a 22,5 millones de euros, gracias al crédito fiscal de 76,5 millones obtenido como consecuencia de haber generado pérdidas antes de impuestos.

Según las cuentas remitidas por la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la cifra de negocio cayó el 22 por ciento, hasta 146,8 millones de euros, en tanto que el beneficio bruto de explotación o Ebitda ascendió a 14,1 millones, el 26 por ciento menos.

De los ingresos totales, 80,4 millones se corresponden con las ventas liquidadas de viviendas (38% menos), 8,6 millones provienen de las preventas pactadas (21% más), en tanto que otros 13,5 millones proceden de los alquileres (2% menos).

La cifra total de negocio incluye también los 43,1 millones obtenidos con la venta de suelo (64% más) y los 1,6 millones ingresados por la venta de patrimonio (73% menos).

Al margen de lo facturado, Reyal Urbis cuenta con compromisos de venta de suelo por 25 millones de euros, así como con una cartera de contratos de viviendas vendidas pendientes de liquidar de 786,3 millones, el 29 por ciento menos que un año antes.

La inmobiliaria tiene aproximadamente 6.400 viviendas en producción o terminadas, de las que unas 3.000 están prevendidas.

En lo referente al gasto, la compañía redujo un 31 por ciento los costes indirectos (que incluyen los de personal) y los asociados a la comercialización de inmuebles, en tanto que los gastos financieros se recortaron un 30 por ciento.

A 31 de marzo, el endeudamiento neto se había reducido el 19 por ciento, hasta 4.914 millones de euros, de los que el 66 por ciento se corresponde con un préstamo sindicado que no comienza a ser devuelto hasta octubre de 2011, en tanto que otro 19 por ciento son créditos hipotecarios que se subrogarán cuando se entreguen las viviendas vendidas.